Dos científicos chinos que alertaron del coronavirus avisan ahora del peligro de un nuevo virus

Trabajadores de Sanidad desinfectan una granja de gansos tras la sospecha de gripe aviar en Taipei (Taiwán). Las autoridades de Taiwán han detectado nuevos focos de virus H5N2 y H5N8 de la gripe aviar en granjas de las principales zonas de cría de aves en la isla, por lo que han lanzado una campaña de sacrificio de aves y mayores controles.
Trabajadores de Sanidad desinfectan una granja de gansos tras la sospecha de gripe aviar en Taipei (Taiwán).
David Chang / EFE

Dos científicos chinos, Weifeng Shi y George Fu Gao, han publicado un artículo en la revista Science en la que alertan de que tras la pandemia del coronavirus puede llegar otra: la de la gripe H5N8, también conocida como gripe aviar.

"La propagación mundial de los virus de la gripe aviar H5N8 es un problema de salud pública", dicen los científicos chinos. Gao dirige el Centro Chino de Control y Prevención de Enfermedades y Shi es el director del Laboratorio de Referencia de Enfermedades Emergentes Infecciosas de las Universidades de Shandong.

Ambos participaron en la identificación del Sars-CoV-2 a finales de 2019, el virus que ha causado la devastadora pandemia de coronavirus. Y su predicción para la gripe aviar no es halagüeña. A su juicio, el H5N8 puede provocar "pandemias desastrosas" en la humanidad.

"Es imperativo que no se ignore la propagación mundial y el riesgo potencial de los virus de gripe aviar H5N8 para las aves de corral, las aves silvestres y para la salud pública global", dicen estos científicos.

El pasado mes de febrero se registraron casos de infección de gripe aviar en siete empleados de una granja de pollos en Astrakhan, Rusia, lo que levantó todas las alarmas. 

El 18 de febrero, Rusia notificó a la Organización Mundial de la Salud la detección de esta gripe aviar en siete muestras clínicas humanas. Se trataba de la primera detección notificada de este virus en humanos.

La OMS se mostró cauta en esos casos y afirmó que el riesgo de contagio entre humanos era bajo, y de hecho no estableció ninguna alerta ni recomendó precaución alguna acerca de las entradas y salidas de Rusia.

Además, a finales de febrero la agencia europea ECDC hizo una evaluación del riesgo y lo calificó también de "bajo" para los trabajadores de la industria avícola y de "muy bajo" para la población en general.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento