La central de Ascó II se desconecta de la red para comprobar dos válvulas de seguridad

Central nuclear de Ascó, en Tarragona.
Central nuclear de Ascó, en Tarragona.
EFE

La central nuclear Ascó II (Tarragona) inició este lunes a las 21.00 horas un proceso de bajada de potencia para desconectarse de la red y comprobar el posible desajuste de dos válvulas de seguridad, según notificó la empresa al Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Según un comunicado del organismo regulador, la notificación se realizó siguiendo el proceso reglamentario y en ningún momento este suceso ha supuesto riesgo para los trabajadores, la población o el medio ambiente.

La empresa achacó la parada a un posible desajuste del punto de apertura de dos válvulas de seguridad, que se encontrarían en un punto diferente a su valor de tolerancia debido a los cambios realizados un día antes en Ascó I.

En este sentido, las variaciones de Ascó II derivan de un incidente registrado en la unidad I durante la parada reglamentaria del reactor, desconectado de la red para iniciar su vigésima recarga de combustible.

El suceso fue calificado por el CSN con un nivel cero en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES, por sus siglas en inglés), y consistió igualmente en el desajuste del punto de apertura de dos válvulas de seguridad.

Multa récord

En noviembre de 2007, se produjo un escape de partículas radiactivas procedentes de la ventilación de Ascó I. No se conoció hasta abril de 2008, cuando fue revelado por Greenpeace. El presidente de la central fue destituido, un grupo de expertos de la Comisión Europea realizó una visita de verificación, y se efectuaron 2.000 controles a personas que habían accedido a la zona protegida. El Consejo de Seguridad Nuclear abrió un expediente sancionador a Ascó.

El pasado 11 de mayo, Endesa e Iberdrola fueron condenadas a pagar por esta fuga radiactiva una sanción de 15,39 millones de euros, la mayor multa impuesta en España hasta ahora a una nuclear.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento