Entrevista | Juanes: "Nos va a quedar una gran lección de la pandemia"

  • 'Origen' es el décimo álbum del cantante que se compone de una selección de canciones que marcaron su vida. 
  • Hablamos con el colombiano sobre este proyecto tan especial e íntimo. 
El cantante Juanes durante el rodaje del documenta 'Origen'.
El cantante Juanes durante el rodaje del documenta 'Origen'.
UNIVERSAL MUSIC GROUP

Juanes sigue viento en popa en su carrera musical, con 48 años y 24 Grammy Latinos sigue liderando todo un género. Ahora, el artista publica su nuevo álbum, Origen.

Un proyecto muy especial en su carrera, ya que homenajea, a través de diferentes versiones, canciones que marcaron el transcurso de su vida. Su niñez, adolescencia y su etapa adulta consagradas en doce covers en las que no abandona sus raíces, pero apuesta por la innovación y la creatividad.

Un recorrido musical en el que el cantante colombiano viaja al pasado a golpe de éxitos como Bilirrubina, de Juan Luis GuerraNos dieron las diez, de Joaquín SabinaCould You Be Loved, de Bob Marley o El amor después del amor, de Fito Páez, entre otros muchos que inspiraron al artista a seguir creciendo como persona y como profesional. 

Las notas musicales de su Colombia natal, las influencias del reagge y la música caribeña se cuelan por las pistas de muchas de estas canciones, pero también el rock y la rebeldía empapan los recuerdos de Juanes, transformados en el décimo álbum de su carrera. 

Un disco especial con un contenido audiovisual inédito, en forma de documental homónimo, que se puede disfrutar a través de Amazon Prime Vídeo. Una puesta en escena que venera los antiguos programas musicales que se colaban en los salones a través de la televisión durante los años 60, los 70 y los 80. Un proyecto que el colombiano define como: "El Origen es donde todo está, todo nace y todo muere". 

¿Cuál fue el origen de Origen, cómo empezó todo? ¿De dónde surge la idea? Hay varios momentos de la vida que me han llevado hasta este momento, el primero es de hace años cuando todavía vivía en Medellín. Tenía un póster de Metallica, de su álbum Garage Days, en el que la banda hace homenajes a canciones de grupos que les gustaba. Además siempre he admirado esa parte de algunos artistas que hacen sus propias covers. Más adelante, recuerdo que, tras un concierto en el Starlite de Marbella, empecé a tocar la guitarra canciones conocidas y dije: 'estaría chévere hacer un proyecto así'. Finalmente se pudo concretar y en enero de 2020 empecé a grabarlo. Lo primero que hice fue una playlist con 50 canciones, obviamente no podía grabarlas todas, así que finalmente escogí doce, que son de las más simbólicas. Ese recorrido de ir recordando tantas cosas y momentos de alguna forma me aclaró mucho el camino que tengo que seguir ahora en el futuro. 

Ha dicho que hizo una selección de 50 canciones, ¿le dio pena descartar alguna especialmente? Me dieron pena muchas canciones porque realmente hay artistas que me faltan como Héctor Lavoe, por ejemplo. Hay mucha gente que me hubiese gustado involucrar, artistas de canciones muy populares que yo he escuchado durante toda mi vida, pero lo simplificamos de esta manera. También supuso un reto muy grande tomar estas canciones y poder hacerlas de una manera muy diferente pero aferrados a la melodía y a la esencia original de cada una. 

¿No se ha planteado entonces como una segunda parte del álbum? Por ahora, no. De hecho cuando acabé de grabar el disco, empezó la pandemia y el confinamiento. Ahí comencé a escribir y componer música nueva, así que desde hace un año vengo trabajando para lo que es mi próximo álbum. 

Después de este disco conceptual y toda su carrera musical, ¿qué metas ve en el horizonte? A mí me gusta mucho acompañar la música visualmente, por lo que ahora estoy pensando en que proyecto visual puede conectarse con mi nuevo trabajo. Origen, por ejemplo, tiene un documental muy especial y divertido, así que siempre me gustó trabajar en la música y tener una manera de presentarla, bien sea con una película o lo que sea. La verdad es que no sé qué va a salir, pero sé que hay canciones nuevas que me tienen demasiado emocionado para ir al estudio, maquetar y armar, ese es mi próximo paso. 

¿Dudó en algún momento del proyecto de Origen o se vio con miedo al hacer versiones de grandes artistas? Claro que sí, inevitablemente el pánico y el vértigo de meterte con canciones tan icónicas y con personajes tan importantes se siente, pero había dos maneras de afrontarlo desde el miedo y la angustia o desde el amor y la libertad. Y escogí la segunda, porque lo chévere de hacer esto es que en este momento de mi vida simplemente quiero hacer lo que me guste, lo que me haga sentir cómodo y orgulloso. Eso me ayudó mucho para liberarme de todos esos miedos. 

Sobre ese momento en el que en el documental enseña las versiones a los artistas invitados ¿Qué sintió? Fueron momentos de terror y angustia. Tres minutos que se convirtieron en eternidad por muchas razones, lo primero porque son esos artistas que uno admira tanto y lo segundo porque también le dediqué tanto amor y tanto tiempo a cada detalle que uno está emocionado y quiere que les guste. Pero de repente ver a Joaquín Sabina estallar de alegría o a Fito empezar a tocar el piano y a sonreír... También cuando Ziggy Marley sonríe y  Juan Luis Guerra, en su temperamento que es más serio, dice lo que dice, eso me hizo sentir muy afortunado y agradecido de haber tenido su aprobación. 

¿Todo el esfuerzo ha merecido la pena? Si, obviamente, 100%. El solo hecho de haberme dado la música esta oportunidad de hacerles este homenaje, para mí es maravilloso. Sobre todo, también, de poder tener la oportunidad de desarmar estas canciones y volver a armarlas desde mi propia perspectiva. Fue lúdico, fue divertido... Me encantó, la verdad. 

¿Se divirtió grabando el documental? ¿Hubo momentos de tensión? Me divertí demasiado, acomodarnos a las épocas era, literalmente, jugar. Aunque también nos encontramos con retos porque grabamos en medio del confinamiento y era todo muy limitado, pero finalmente lo logramos y lo disfrutamos. 

¿Cómo fue su primer día de Origen en el estudio? Fue muy particular porque había hablado con el equipo de empezar en enero, pero todavía no estaba muy clara la fecha. De pronto hablé con ellos y me dijeron: 'el siete de enero vamos a comenzar a grabar'. Rápidamente cogí un avión de Colombia a Miami y ese mismo día empezamos a grabar. Pero luego fue muy agradable sentarnos y decir: 'A ver vamos a ponernos con esta canción, ¿qué hacemos?'. 

¿Cree que si la pandemia no hubiese llegado a pasar Origen sería distinto? Yo diría que posiblemente no, porque estaba el álbum grabado antes de todo esto. Lo que si hubiera sido distinto sería mi música nueva. Porque, literalmente, no habría tenido tiempo. Nosotros íbamos a salir de gira en abril del año pasado y teníamos por delante cuarenta conciertos, así que no habría tenido tiempo de nada. Así que sí, creo que cambiaron muchas cosas, para bien, para mal... No sé, a todos nos va a quedar una gran lección de este momento. 

¿Qué es lo que le gustaría aportar con este álbum conceptual al mundo? Básicamente el arte, la música a través de este proyecto en el que hemos trabajado con tanto cuidado y de manera tan artesanal. Fue más parecido a como se hacía en otras épocas y ha quedado definido en el álbum. Además, que personas que no conocen a algunos artistas puedan, a través de estas canciones, conocerlos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento