Sevilla mantendrá por ahora los veladores en las zonas de aparcamiento

Tarima con mesas en un establecimiento de hostelería de Sevilla.
Tarima con mesas en un establecimiento de hostelería de Sevilla.
AYTO. SEVILLA

El sector de la hostelería ha sido uno de los más duramente golpeados por la pandemia del coronavirus y de los más afectados por las restricciones impuestas en lo que a aforos y horarios se refiere. Para intentar paliar en la medida de lo posible los efectos de la crisis, el Ayuntamiento de Sevilla puso en marcha el año pasado una batería de medidas orientadas a la recuperación del gremio, que en la capital hispalense estaba formado por unos 5.000 negocios antes de la pandemia, de los que el 30% han tenido que cerrar, según los datos de la Asociación de Hosteleros de Sevilla (AHS). Una de esas iniciativas municipales fue permitir la ampliación de los veladores en zonas reservadas a aparcamiento, una medida de la que hasta ahora se han beneficiado casi una treintena de locales.

Concretamente, según los datos facilitados por el Ayuntamiento a 20minutos, la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente ha concedido desde octubre del pasado año –cuando la Junta de Gobierno Local aprobó una disposición adicional en la ordenanza municipal que regula esta materia– 26 licencias de terrazas en áreas de estacionamiento, lo que supone 54 plazas de aparcamiento afectadas. Algunas de ellas se ubican en las calles Feria, Esperanza de Triana, Periodista Ramón Resa o Espinosa y Cárcel.

Son, dejó claro el Consistorio en el momento de su aprobación, "autorizaciones excepcionales y en precario" que se aplicarán "solo durante la alerta sanitaria" para "favorecer la actividad económica del sector de la hostelería". Una medida que también se ha llevado a cabo en otras ciudades de España, como Madrid, donde su alcalde, el popular José Luis Martínez-Almeida, ya ha puesto fecha para la reversión de esas plazas ahora ocupadas por terrazas: el 31 de diciembre de este año.

En Sevilla, por el momento y pese a la caída del estado de alarma el pasado 9 de mayo, no hay un horizonte de finalización marcado. "En las circunstancias actuales, se mantendrá" la medida, asegura el Consistorio a este medio, ya que "hay que tener en cuenta que se han exigido una serie de requisitos a los negocios que, además, han tenido que hacer una inversión".

Esta ronda los 7.000 euros de media, explican desde la Asociación de Hosteleros de Sevilla, un montante que "no todo el mundo se ha podido permitir". Esto, sumado al 30% de cierres de negocios y a los "muchísimos requisitos" que exige el Consistorio para conceder la licencia, explican que la cifra de establecimientos con veladores en zona de aparcamientos no sea más elevada.

Entre esos requisitos, los más destacados son la instalación de los veladores en una plataforma enrasada a la altura del acerado, delimitada y señalizada; no afectar a los carriles bici, la movilidad peatonal, la circulación de vehículos u otros elementos del mobiliario urbano; y no ubicarse en zona de estacionamientos regulados en superficie o de carga y descarga.

Previsiones del sector

En cualquier caso, la asociación hace una valoración "muy positiva" de la iniciativa que, recuerdan, "fue una propuesta de la patronal hostelera" que articuló el Consistorio. "Está funcionando bastante bien", continúan desde el sector, y aunque desconocen "cuánto durará", confían en que "se mantenga todo el tiempo posible para facilitar la recuperación del sector", que ya empieza a notarse.

No en vano, el primer fin de semana sin estado de alarma "se incrementaron las reservas un 30% respecto al fin de semana anterior", asegura la patronal hostelera de Sevilla, que destaca la "mejoría notoria y evidente, con un ambiente que va mejorando cada fin de semana", pese a que ya en esta época del año muchos sevillanos 'emigran' a las playas, que es donde más se está notando esa mejoría.

La hostelería se encuentra ahora a la espera de que "se vayan incrementando los aforos y los horarios" de cierre –a las 00.00 horas hasta el 31 de mayo–, de forma que en verano "cada establecimiento pueda cerrar a la hora que estipule su licencia". Porque, insisten una vez más desde el sector, "la hostelería es segura".

En primera persona

Diego Rodríguez, uno de los propietarios de Casa Diego, en Triana.
Diego Rodríguez, uno de los propietarios de Casa Diego, en Triana.
CEDIDA

Diego Rodríguez, de 40 años, es uno de los propietarios de uno de los locales más conocidos de Triana, sobre todo, como ahora, en época de caracoles. Casa Diego, en la calle Esperanza de Triana, está a punto de cumplir 60 años y, en todo este tiempo, pocas crisis como la actual, por no decir ninguna, se han sufrido. Este es uno de los 26 establecimientos de Sevilla que han obtenido una licencia para colocar sus veladores en zona de aparcamientos. "Fue un golpe de fortuna", cuenta a 20minutos Diego, quien explica que el año pasado, como consecuencia del confinamiento y las duras restricciones, "tuvimos más tiempo libre del habitual para pensar y hacer cosas, y eso nos llevó a apuntarnos a la Asociación de Hosteleros de Sevilla, que son quienes nos informaron de esta medida".

Ahora, con la plataforma que han colocado a la entrada del bar, cuentan con once mesas, por las cuatro que tenían antes. Y esto, asegura el propietario del local, "se nota", pero no solo en lo que a volumen de negocio se refiere. "La acera está ahora mucho más despejada, porque antes, con las mesas, había menos espacio para el peatón", continúa explicando Diego, que además reconoce que "así es mucho más fácil trabajar". Razón por la que confía en que esta medida, que en principio es excepcional, "se quede para siempre".

Y no solo por eso, sino también por la inversión que han tenido que realizar para poder ocupar el área de aparcamiento (cuatro plazas en total, afirma): "Entre el proyecto técnico previo, la plataforma y las sombrillas, hemos invertido unos 8.500 euros aproximadamente".

En cuanto al futuro, este hostelero se muestra expectante. "Hay mucha incertidumbre", afirma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento