El drama de la violencia machista no cesa: cinco víctimas en apenas 72 horas

La calle de Lavinia (Asturias) donde se ha producido el último crimen machista.
La calle de Lavinia (Asturias) donde se ha producido el último crimen machista.
J. L. CEREJIDO / EFE

Este año 13 mujeres han sido asesinadas en crímenes machistas. De ellas, a cuatro les han arrebatado la vida esta misma semana, además de al hijo de 7 años de una de ellas y a su feto de cuatro meses, pues estaba embarazada.

El caso más reciente ha tenido lugar este jueves en Laviana (Asturias), el primero de violencia de género que registra el Principado este 2021. María Teresa tenía 48 años, y en plena madrugada su expareja, de 51, la mató disparándole con una escopeta.

Según el diario asturiano La Nueva España, María Teresa había acudido hace poco al Centro de Información de la Mujer de la localidad para solicitar información  de cara al divorcio. El matrimonio se acababa de separar. Tenían un hijo en común de 20 años, que fue el que avisó a la Guardia Civil de lo ocurrido.

Cuando los servicios médicos llegaron al lugar, únicamente pudieron certificar el fallecimiento de la mujer. El marido se entregó como autor de los hechos. El Ministerio de Igualdad confirmó en su informe de víctimas mortales de género que no existían denuncias previas por violencia machista contra el agresor.

Además de este, desde el lunes se ha tenido conocimiento de otros tres crímenes machistas. Esta oleada de feminicidios se ha cobrado en total cinco víctimas (cuatro mujeres y un niño, aunque si se tiene en cuenta que una de estas estaba embarazada de cuatro meses la cifra asciende a seis).

El primero tuvo lugar el lunes en Sa Pobla (Mallorca). Un hombre de 26 años estranguló a su expareja, Warda, una joven de 28 que estaba embarazada de cuatro meses, y a su hijo, de 7 años. Este menor es el segundo que muere en lo que va de año como consecuencia del machismo. Existían dos denuncias previas por violencia de género contra el hombre, que se entregó a la Policía Nacional.

Los otros dos crímenes se registraron pocas horas después. Ambos ocurrieron en Cataluña y presentaron algunas similitudes. Del primero del que se tuvo constancia fue del de Creixell (Tarragona). Betty, una mujer de 52 años, murió tras ser disparada por su pareja, de 56, que posteriormente se suicidó. Este asesinato podría haber sido detectado días después de producirse, puesto que Betty no acudió a trabajar el viernes de la semana pasada y no daba señales de vida desde entonces. No se tenía constancia de denuncias previas.

El segundo caso en Cataluña ocurrió el martes en Corbera de Llobregat (Barcelona). Una mujer de 42 años fue asesinada por su pareja. Esta presentaba heridas de arma blanca. El hombre, de 50, se suicidó ahorcándose después. El hijo menor que compartían, de 13 años, fue quien avisó a las autoridades de lo ocurrido.

Desde el año 2003, 1.090 mujeres han muerto a manos de sus parejas o exparejas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento