De Silvia Jato a Penélope Cruz, Daniel Craig o Margot Robbie: las estrellas que se casaron en secreto

Imagen que usó Margot Robbie para anunciar que se había casado.
Imagen que usó Margot Robbie para anunciar que se había casado.
Instagram Margot Robbie

Ni cámaras ni llamadas a la prensa ni multitud de invitados ni nada parecido a lo que uno piensa cuando le dicen que está invitado o invitada a una boda. En secreto. Algo hermético para los que no son cercanos, porque sin lugar a dudas debe haber intimidad, que es lo que se busca. Así se han cansado multitud de celebrities. La última, Silvia Jato, con el expresidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra. Pero hay más, muchos más.

Empezamos por los de casa y ya luego nos trasladaremos al extranjero. Quizá una de las más sonadas en España fue la que protagonizaron el 24 de octubre de 2015 Cristina Pedroche y Dabiz Muñoz, quienes no solo se dieron el "sí, quiero" por lo civil, sino que lo hicieron con cero rituales: en su propia casa, en vaqueros y ante notario. Para qué más.

El 20 de marzo de 2016, también ante notario, y bajo la atenta mirada de un par de testigos y de su hijo Martín, Iker Casillas y Sara Carbonero (embarazada de siete meses) rubricaban en Boadilla del Monte su amor después de 6 años. Acudieron también un primo del portero e Irene, amiga de la novia.

Hubo quien, como Fernando Alonso y Raquel del Rosario, prefirieron la tranquilidad de Limanes, un pequeño pueblo asturiano, oficiada además la ceremonia por un amigo del piloto. Otros, como Alejandro Sanz y Raquel Perera, aprovecharon el bautizo de su hijo para, sin que nadie sospechase, leer sus votos matrimoniales.

Sin embargo, si hablamos de una boda de la que apenas hubo constancia hay que remontarse a 2010. Aquel julio, bajo la mirada de familiares cercanos que se habían trasladado a Las BahamasPenélope Cruz y Javier Bardem se desposaban. Nunca han compartido fotos de aquel día.

Tanto poder, tanto silencio

Recientemente hemos visto cómo la princesa Beatriz de York, cuya boda con Edoardo Mapelli estaba prevista en un principio para el 29 de mayo de 2020 pero fue pospuesta debido al coronavirus, tuvo que hacer de tripas corazón y contentarse poco después con una ceremonia íntima en el Gran Parque del Castillo de Windsor.

Aún así, sí que fue bastante comentada, no como la de Mark Zuckerberg y Priscilla Chan, que apenas invitaron a Palo Alto, en California, a 100 personas en mayo de 2012. Les dijeron que era para la graduación de Chan, que terminaba sus estudios en Medicina, pero la realidad fue bien distinta.

Solo 50 fueron los invitados a la boda, en noviembre de 2015 en Manhattan, de Olivier Sarkozy y la diseñadora Mary-Kate Olsen. En el jardín de una residencia privada en la calle 49 de la Gran Manzana se dieron el "sí, quiero", si bien aquella historia de amor no acabó realmente bien.

La moda y la música

Gisele Bündchen y Heidi Klum vieron en el famoso quarterback Tom Brady y en el músico de la banda Tokio Hotel Tom Kaulitz, respectivamente, a sus futuros maridos. La primera lo hizo, vestida de Dolce & Gabbana, en 2009, en Santa Mónica, solo acompañados de los más allegados; la segunda, en febrero de 2019, en California, y sin que hayan trascendido demasiados detalles desde entonces.

Aunque más tarde organizasen un bodorrio, lo cierto es que Hailey Baldwin y Justin Bieber se casaron oficialmente el 13 de septiembre de 2018, cuando ambos acudieron a un juzgado de Nueva York dos meses después de comprometerse. La prensa pensó que habían pedido una licencia de matrimonio, pero...

Con ellos entramos en el mundo de la música, donde sin duda los reyes son Beyoncé y Jay-Z. En 2008, también en Nueva York y en un ultrasecretismo pocas veces visto, los artistas se casaron de tal modo que hasta tres años después no salió una imagen del momento. Ella vestía un diseño de su madre y, como anillos de compromiso, dos tatuajes en sus dedos anulares.

Por su parte, Ricky Martin y el artista plástico de origen sirio Jwan Yosef sorprendieron al mundo al desvelar, en enero de 2018 y en el programa de Ellen DeGeneres, que se habían casado en una ceremonia privada e improvisada con los padres de ambos y un juez. El cantante boricua quiere, en el futuro, rehacerla con pomba y boato.

En la canción Remember the Name, él ya la llamaba su esposa, a pesar de que, como más tarde explicó en una entrevista, escribió el tema "antes de que Cherry y yo nos casáramos y sabía que estaríamos casados en el momento en que se publicase". Dicho y hecho: sin oropeles, Ed Sheeran y Cherry Seaborn contrajeron matrimonio en una iglesia cercana a la casa familiar del artista en Suffolk.

La La Land

Y con el matrimonio, en el sur de California y en la más estricta intimidad, entre Chris Martin y Gwyneth Paltrow, entramos en la Meca del Cine, que es también la Meca de las bodas secretas: hay estrellas de Hollywood que hasta en más de una ocasión han optado por el hermetismo.

Nos referimos, por ejemplo, a Ashton Kutcher, que tanto con Demi Moore (por el rito de la Cábala y preparada con tanta celeridad que no asistieron ni las hijas de la actriz) como con Mila Kunis, el patriótico fin de semana del 4 de julio (de 2015), no quiso publicidad de sus enlaces.

No es el único, Scarlett Johansson hasta en tres ocasiones: la última, en octubre de 2020, con Colin Jost, pero antes ya optó por la ceremonia íntima con familiares y amigos con Romain Dauriac, en Montana y acompañados por el entonces bebé recién nacido. Antes aún, con Ryan Reynolds en 2008, en un lugar, como ella misma reveló años después, "donde había osos y ballenas y águilas...": era Canadá.

A Reynolds también le gustó lo de que no hubiera nadie alrededor y en el 2012 se decantó por esa vía junto a Blake Lively en Mount Pleasant, Carolina del Sur. La compañera de Lively en Gossip Girl, Leighton Mester, se casó sin faralaes con el intérprete de The O.C., Adam Brody, en febrero de 2013.

Dentro de Estados Unidos han sido diversas las parejas que han sorteado a la prensa. Por ejemplo, Rachel Weisz y Daniel Craig, en el 2011 neoyorquino, en una ceremonia a la que solo asistieron cuatro invitados: dos amigos de la pareja y los hijos de anteriores relaciones de ambos, Ella Craig, por parte de él, y Henry Aronofsky, por el de ella.

"Puedo confirmar que Kate Winslet se ha casado con Ned Rock’nroll en Nueva York a principios de este mes en una ceremonia privada a la que asistieron sus dos hijos y algunos amigos y familiares cercanos", manifestó en diciembre de 2012 la representante de la actriz. Leonardo DiCaprio, por cierto, fue uno de los invitados.

Precisamente en la Gran Manzana, la actriz Raven-Symoné y su novia, Miranda Maday, en junio del año pasado, contrajeron matrimonio. "Me casé con una mujer que me entiende desde el desayuno hasta la merienda de medianoche, desde el escenario hasta casa", escribió la protagonista de la serie que llevó su nombre.

También en Estados Unidos, aunque en la otra costa, Natalie Portman y su coreógrafo en Cisne negro, Benjamin Millepied, se casaron por el rito judío dos años después de conocerse. A pesar de los 100 invitados, no hubo filtraciones. Los Ángeles (de hecho, en su patio trasero en agosto de 2015) también fue el lugar escogido por Jennifer Aniston y Justin Theroux para invitar a 70 amigos, escuchar una actuación exclusiva de Sia y celebrar su boda.

Cameron Diaz y el músico de la banda Good Charlotte Benji Madden optaron por su mansión de Beverly Hills, por enero de 2015 y por un puñado de familiares y amistades para su boda, de la que solo trascendió una imagen que el rockero publicó en honor del 45º cumpleaños de la actriz en 2017. Tampoco hay ninguna imagen de la boda íntima que, en tiempos de pandemia, llevaron a cabo hace muy poco la protagonista de La La Land, Emma Stone, y Dave McCary.

A orillas del Pacífico y vestida de Valentino, el sábado 29 de septiembre de 2014 Anne Hathaway y y el también actor y diseñador de joyas Adam Shulman contraían matrimonio en una ceremonia cuyas fotografías fueron robadas por paparazzis con cámaras de larga distancia. Algo parecido (y también en California) hicieron en su momento Orlando Bloom y Miranda Kerr, solo que ellos fueron tan discretos que los medios conocieron la noticia porque un portavoz de una firma que tuvo que cancelar un evento disculpando la ausencia de la modelo porque ya estaba de luna de miel.

Asimismo, Megan Fox y Brian Austin Green aprovecharon el verano de 2010 para declararse sus votos en las playas de Hawai; o los hay más prácticos, como el caso de Harrison Ford y Calista Flockhart. El veterano intérprete aprovechó una pausa del rodaje de la película Cowboys & Aliens en Nuevo México para casarse allí mismo con la protagonista de Ally McBeal en presencia del hijo de ambos. Eso sí, los precursores, Will Smith y Jada Pinkett, en el Año Nuevo de 1997, en Baltimore. Utilizaron medidasde seguridad extremas para la ocasión.

Lejos de USA

En Hollywood hay varias actrices consagradas que no reportaron su compromiso y así pudieron darse el "sí, quiero" sin estridencias ni periodistas. Y lo hicieron, además, lejos de la tierra de las oportunidades: Margot Robbie y el director Tom Ackerley, de cuya ceremonia no trascendieron detalles, se casaron en los alrededores del pueblo australiano en el que creció la intérprete.

Italia ha acogido dos grandes bodas de celebrities: un castillo, vestidos de Tom Ford y con Elton John al piano, Neil Patrick Harris y David Burtka se casaron en 2014. Por su parte, en plena Toscana, con temática rústica y rodeados de familiares e íntimos amigos, Jessica Biel y Justin Timberlake se besaron y oyeron el "¡Que vivan los novios!" en octubre de 2012.

Por su parte, Francia ha sido lugar de numerosos compromisos secretos: Keira Knightley se casó en 2013 con el músico James Righton en la Provenza, como también en el país galo acaeció el matrimonio de Halle Berry (era su tercero) con el también actor Olivier Martínez.

Sin embargo, si hay una boda a la francesa que destaca, esa es la de Brad Pitt y Angelina Jolie. En el Château Miraval y rodeados de sus hijos, que habían personalizado con dibujos el Versace de su madre, los entonces conocidos como Brangelina se desposaron (a pesar de que dijeron que hasta que no se legalizase el matrimonio homosexual no pasarían por el altar).

Londres fue el lugar elegido, después de solo "tres semanas de preparación", el lugar en el que Zoe Saldaña y el pintor italiano Marco Perego se desposaron en 2013. "No soy una persona reservada, soy discreta", confesó la intérprete de Guardianes de la Galaxia.

Pero hay quienes prefieren lugares exóticos, como el que en su momento, junio de 2005, escogieron Ben Affleck y Jennifer Garner, quien estaba embarazada de su hija Violet. Se marcharon a la islas caribeñas de Turcos y Caicos y allí, el también actor Victor Garber (Titanic), que interpretaba al padre del personaje de Jennifer en la serie Alias, ofició la ceremonia.

Y hay parejas de quienes no se ha sabido donde se produjo el enlace, como la formada por Jodie Foster y Alexandra Hedison. La actriz y directora se casó con la fotógrafa en 2014 y se supo por la alianza que comenzó a lucir, lo que prácticamente obligó a la intérprete a admitirlo.

Acabamos, además, con una gran boda de actores consagrados, íntima y rodeada de amigos, que se ha dado en España. Fue la que en el verano de 2018 protagonizaron en Ibiza Michael Fassbender y Alicia Vikander. Una boda ibicenca de la que se supo más por las fotos de las fiestas vacacionales que tuvieron que por sí misma. Pero el "sí, quiero" es para todos igual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento