Mar Torres huye de la prensa porque no iba arreglada y recibe un insulto en plena calle: "Me ha llamado gilipollas"

La 'influencer' Mar Torres.
La 'influencer' Mar Torres.
DIEGO PUERTA / GTRES 

Después de su ruptura con Froilán, Mar Torres ha encontrado un nuevo camino. Hace unas semanas, la joven viajaba a Medugorje, un pueblo de Bosnia Herzegovina, para llevar a cabo una peregrinación a la que miles de fieles acuden cada año desde 1981, cuando la supuesta aparición de la Virgen María convirtió aquel sitio en uno de los más deseados por los devotos.

"Felicidad y paz absoluta", comentó la influencer tras experimentar un contacto con la religión que la ha transformado en una persona nueva: "Estoy sorprendida con la vida, estoy muy feliz. Lo que Dios me quiera dar, aquí estaré para él. Dios ha querido que le haya conocido", comentaba en su regreso a España.

Tras estas declaraciones, la joven ha coincidido en la calle con los compañeros de Europa Press, que han querido saber cómo lleva ese acercamiento con Dios. Sin embargo, a diferencia de otras ocasiones, Mar se ha mostrado muy enfadada con la prensa y no ha querido hablar ante las cámaras porque no estaba arreglada: "No, por favor, no. Ay que no, que estoy sin... estáis por todos lados. No, que vengo a hacer deporte", respondía la joven mientras huía de los reporteros.

Lo que más ha enfadado a la joven ha sido, sin duda, recibir un insulto en plena calle: "Me ha dicho que soy gilipollas, me ha sentado mal", ha comentado Mar Torres ante las cámaras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento