El legendario colegio mayor San Juan Evangelista tiene las horas contadas

  • El San Juan Evangelista no abrirá sus puertas en septiembre.
  • Durante 43 años, este colegio mayor de Madrid ha sido el gran referente cultural de la comunidad universitaria.
  • CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE MADRID.
Colegiales del San Juan Evangelista, hace unos días, en las escaleras de entrada al centro.
Colegiales del San Juan Evangelista, hace unos días, en las escaleras de entrada al centro.
JORGE PARÍS

"Si las paredes hablaran...", como dice Nacho (alumno residente), contarían que Camarón dio en él su último concierto; que la guardia del tardofranquismo bloqueó su entrada el día que ejecutaron al anarquista catalán Salvador Puig Antich, que sus habitaciones fueron almacén improvisado de la entonces propaganda subversiva o que allí pudo verse Viridiana cuando el filme de Buñuel estaba maldito en España.

Se trata del colegio mayor San Juan Evangelista, conocido desde siempre por el diminutivo de Johnny, y que el próximo septiembre hará un parón en su dilatada historia para tomarse un respiro.

Tras 43 años en la vanguardia cultural y política, el centro cerrará sus puertas para acometer "una reforma integral" que dejará huérfana la vida universitaria.

La noticia ha caído como un jarro de agua fría entre sus 406 alumnos y entre los trabajadores de la institución (son 15 en plantilla y 26 de la subcontrata de cocina). "He pasado aquí toda mi vida, llegué con 20 años", cuenta casi al borde de las lágrimas una empleada que recuerda cómo, tiempo atrás, "salíamos de copas con los alumnos. Los de antes eran diferentes, no te miraban por encima del hombro", recuerda.

Colegiales ilustres

Los de antes son nombres de sobra conocidos por todos. Gustavo Villapalos (ex rector de la Universidad Complutense) o Rafael Álvarez, el Brujo (actor) son sólo algunos ejemplos de los prestigiosos políticos, artistas, abogados o catedráticos que ocuparon sus habitaciones.

Los colegiales de hoy aseguran sentirse "fatal" por la decisión de Unicaja (propietaria de la residencia) y sospechan que el cierre será para siempre. Fuentes de Unicaja se limitan a afirmar que no tienen "detalles" sobre el futuro del colegio.

Lo único cierto es que el jazz dejará de sonar en su salón de actos; el Corral de Comedias enmudecerá y el club de senderismo ha suspendido ya todas las salidas para el próximo curso.

Por la igualdad de oportunidades

El Johnny comenzó su andadura en 1966 como continuador de la residencia universitaria que el Arzobispado tenía en lacalle Écija. Siempreha permanecido fiel a un sencillo ideario: favorecer la igualdad de oportunidades al margen de clases sociales. Y es su adscripción a una universidad lo que diferencia a un colegio mayor de una residencia universitaria, que sólo es un hotel.

TESTIMONIOS

Luis Muñoz.Luis Muñoz
Estudia Aeronáutica, 20 años.

"A mis padres no les ha gustado"

Natural de Ciudad Real, ultima los preparativos para mudarse a un piso compartido con otros tres compañeros del colegio. "Mis padres han recibido una carta y no les ha sentado bien el cierre". Para él, que ha pasado dos años en el centro, ha sido una gran experiencia.

Ginés Franco.Ginés Franco
Estudia Aeronáutica, 22 años.

"No te puedes poner a llorar"

Cuando llegó de Almería jamás imaginó que saldría del Johnny antes de acabar su carrera. "Nos vamos a un piso, tengo que aprender a cocinar", bromea. Reconoce que le costará renunciar a la vidilla del centro, al punto de reunión... "Pero no vas a ponerte a llorar".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento