El BCE alerta del aumento de empresas en quiebra y sitúa a España entre los países más perjudicados por la pandemia

  • El vicepresidente del banco, Luis de Guindos, cree que los bancos responden bien pero avisa de que el sector es "débil".
  • Para él, la estabilidad financiera "sigue en riesgo" por los efectos de la pandemia, e insta a no retirar las medidas de apoyo.
  • Considera necesario reforzar la recogida de datos sobre el impacto del cambio climático sobre el sector financiero.
Luis de Guindos comparece ante la prensa tras su elecciones como vicepresidente del BCE.
Luis de Guindos comparece ante la prensa tras su elecciones como vicepresidente del BCE.
OLIVIER HOSLET / EFE

El Banco Central Europeo ha lanzado dos avisos sobre los estragos que está causando la pandemia: la quiebra de empresas va a ir en aumento cuando se vayan retirando las ayudas y los países del sur de Europa, mucho más dependientes del turismo, como es el caso de España, son los que están cargando y cargarán con los mayores efectos de la crisis económica. Así lo recoge el BCE en su informe de estabilidad financiera publicado este miércoles.

El vicepresidente del BCE, Luis de Guindos, alertó además de que la estabilidad financiera tiene que hacer frente "a grandes riesgos" e los próximos años y comentó que esas "vulnerabilidades" se concentran en países y en sectores muy concretos. En este caso, el peso se carga sobre países como España, Italia o Grecia, donde el sector turístico -uno de los más afectados por la pandemia- tiene especial relevancia.

"En la medida en que la zona del euro emerge de la tercera ola de la pandemia, los riesgos para la estabilidad financiera se mantienen elevados y se han distribuido de manera más desigual", sostuvo de Guindos. El vicepresidente del BCE esgrimió además que a pesar de que las políticas de apoyo "han ayudado a que las quiebras de empresas cayeran a mínimos históricos" durante la pandemia, la retirada de los estímulos, esas quiebras "empezarán a ser más elevadas en comparación con la época anterior a la crisis".

Los sectores del turismo, entretenimiento y viajes siguen muy afectados pese a la reapertura gradual de la economía en el segundo confinamiento. Fueron los más afectados en la primera mitad de 2020 y se han recuperado menos que otros. Asimismo, el informe recoge que las divergencias "aumentarán más si la lentitud de los programas de vacunación exige nuevos confinamientos en la temporada de verano del turismo especialmente en los países del sur de Europa".

La situación de los bancos

En cuanto a la situación de los bancos, el informe del BCE hace hincapié en la mejoría "en el sentimiento del mercado hacia el sector", como refleja, explicó de Guindos, el aumento en los precios de las acciones bancarias desde los mínimos del pasado mes de octubre.

No obstante, el BCE insiste que la rentabilidad del sector "sigue siendo débil", mientras que las perspectivas para la demanda de préstamos "son inciertas" y, aunque la calidad de los activos bancarios se ha mantenido hasta ahora, advierte "de que el riesgo crediticio puede materializarse con retraso, lo que implica la necesidad de incrementar las provisiones para préstamos".

No se están calibrando bien los riesgos climáticos

El vicepresidente del BCE lanzó además otro aviso referido a la situación climática. Según de Guindos, en la zona euro existe una "falta de datos para cuantificar bien los riesgos financieros relacionados con el clima", por lo que pide "mejorar los informes" que se realicen sobre este tema. Considera que los datos publicados deberían incluir las emisiones directas e indirectas junto con objetivos de reducción de emisiones e inversiones ecológicas.

"La falta de datos adecuados y consistentes obstaculiza el desarrollo de estrategias activas para observar y gestionar los riegos relacionados con el clima y socava la valoración efectiva del riesgo", sentencia el BCE en el informe. Asimismo, cree que es relevante tener en cuenta el componente geográfico, pues no todo el planeta está afectado por igual por el cambio climático.

Los expertos del BCE también consideran que la medición de los riesgos financieros relacionados con el clima debe tener en cuenta la interacción entre bancos y aseguradoras. En este sentido, es muy importante ver en qué medida las exposiciones de los bancos están aseguradas o garantizadas en caso de que se produzca un desastre natural, por ejemplo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento