Nga Khuu
La mujer, Nga Khuu. CBS

Una masajista de un salón de belleza estadounidense ha sido detenida acusada de atacar a un cliente que rechazó su oferta de tener sexo, según informa la cadena norteamericana de noticias CBS.

Según la Policía de Lodi (California, EE UU), Nga Khuu, manager de un establecimiento conocido como Roya Day Spa, lanzó piedras tanto al cliente como a su coche después de que éste abandonara el local. Los protagonistas de los hechos ofrecen versiones diferentes de lo sucedido.

Mientras la acusada asegura que el hombre se negó a pagarle el dinero pactado por los servicios prestados, el cliente, un hombre de Oregon de 32 años, dice que la mujer le agredió porque se había negado a mantener relaciones sexuales.

La Policía dice que la víctima, que se encontraba de visita en la ciudad, solía acudir a salones de masajes para mitigar el dolor causado por una herida de guerra producida durante el último conflicto de Irak. Según la descripción de los hechos realizada por el veterano de guerra, la mujer le ofreció terminar con sexo la sesión de masajes, algo por lo que le pedía 50 dólares.

Acto seguido, y a pesar de la oposición "implacable" de la mujer, abandonó el local. La masajista, actualmente en prisión preventiva en un centro de inmigrantes, se enfrenta a varios cargos, entre ellos vandalismo y prostitución ilegal. El local donde sucedieron los hechos ya había recibido con anterioridad sanciones de tipo administrativo.