Comunidad Valenciana

Dos maquinistas del choque de trenes se saltaron el semáforo

El accidente entre tres convoyes de Metro, ocurrido el viernes pasado, se debió a «un cúmulo de circunstancias», según la investigación de Ferrocarrils de la Generalitat.
Dos de los conductores se confiaron y se saltaron un semáforo en rojo que, además, no se veía demasiado bien porque está justo detrás de una curva. Para más inri, el sol les daba de cara y pudo deslumbralos.

Además, el primer tren llevaba 10 minutos de retraso, con lo que la distancia de seguridad entre los tres convoyes se redujo sustancialmente. Tras una primera colisión, de carácter leve, no se avisó al tren que iba detrás porque, según la gerente de la empresa, Marisa Gracia, hay que atender a los heridos, avisar a los convoyes que vienen de cara y luego a los que circulan en el mismo sentido, por este orden, y, asegura, no dio tiempo. Hubo 37 heridos y tres continúan en el hospital.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento