Evitar la cerveza, consumir más fruta o ingerir infusiones de hinojo: remedios caseros para el vientre inflamado

Dolor de estómago.
Dolor de estómago.
PIXABAY

La hinchazón, distensión o inflamación abdominal suele estar provocada por la comida en exceso, por una mala alimentación, por el sedentarismo o por padecer alguna intolerancia, entre otros motivos comunes. Generalmente no se asocia con ninguna enfermedad grave, pero puede ser una de las causas más frecuentes de consulta médica. 

Así, esta incómoda sensación puede venir acompañada de otros síntomas como un exceso de flatulencias o pesadez. Además, muchas personas que experimentan distensión abdominal no tienen más gases acumulados en el intestino que otras, sino que pueden padecer "el síndrome de colon irritable o ansiedad" y tienen una "mayor sensibilidad a los síntomas abdominales y a los gases intestinales".

Cuidados para prevenir la inflamación

En cualquier caso resulta fundamental adoptar una serie de hábitos saludables para prevenir la inflamación o para aliviar los síntomas. Según los especialistas de la Clínica Mayo, una de las recomendaciones principales consiste en comer y beber más despacio, sobre todo en situaciones de estrés o nerviosismo.

Asimismo, se deben evitar las bebidas carbonatadas o la cerveza porque "liberan dióxido de carbono" y los chicles. Practicar una actividad física de forma regular, como puede ser caminar; evitar el tabaquismo, y comer en porciones más pequeñas también son consejos que previenen la hinchazón del vientre. 

Si la inflamación es causada por una acumulación de gases en el intestino, la primera recomendación es quitar de la dieta diaria ciertos alimentos que generan flatulencias como las lentejas, el brócoli, el repollo o los guisantes. Además, se aconseja consumir menos alimentos grasos porque "retrasan la digestión" y tardan "más tiempo para fermentar".

En algunas circunstancias, esta hinchazón puede estar originada por la retención de líquidos en el cuerpo, por lo que se aconseja mantener una adecuada hidratación y beber suficiente agua para eliminar las toxinas del organismo.

Infusiones naturales para aliviar los síntomas

Existen remedios naturales a base de plantas con propiedades digestivas que contribuyen a aliviar los síntomas gastrointestinales. Una de las más populares es la raíz del jengibre al estar compuesta por sogaoles y gingeroles que actúan para reducir las flatulencias y la distensión abdominal. 

El hinojo es otra planta recomendada para el tratamiento natural de afecciones digestivas leves, como el vientre inflamado y la sensación de pesadez después de una comida. No hay que olvidar tampoco el poder de la manzanilla para favorecer la digestión después de comer y evitar la formación de flatulencias.

Las infusiones de hierbas de anís o de orégano también forman parte de la cultura popular para regular el tránsito intestinal. Por otro lado, hay algunos alimentos que facilitan el proceso de digestión para evitar la distensión abdominal y prevenir la retención de líquidos como la piña, la papaya o la manzana.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento