Montero defenderá hoy en nombre del Gobierno la ley trans en el Congreso y presiona a un PSOE que la bloqueará

  • La ministra de Igualdad escenificará sus diferencias con la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, desde la tribuna
  • Pese a que habían prometido no poner trabas, los socialistas han anunciado que se abstendrán en la votación, por lo que la ley no empezará a tramitarse
  • ERC, Más País o la CUP también elevan la presión a los socialistas para que cedan y permitan que la norma se tramite
La ministra de Igualdad, Irene Montero (d), y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo (3d), durante un desfile del diseñador Ulises Mérida celebrado este sábado en una nueva jornada de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid.
La ministra de Igualdad, Irene Montero, y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo.
EFE/MARISCAL

El pleno del Congreso servirá como decorado para escenificar una de las principales discrepancias que existen en el seno del Gobierno: la referente a la ley trans. La ministra de Igualdad, Irene Montero, defenderá desde la tribuna los postulados incluidos en la proposición de ley trans cuya toma en consideración se debatirá y votará este martes. Y lo hará sabiendo que la ley no comenzará a tramitarse, ya que el PSOE ha decidido abstenerse pese a que se comprometió a no "entorpecer" el inicio de la tramitación de la norma y su decisión -habida cuenta del voto en contra del PP- impedirá que la iniciativa eche a andar en el Congreso. 

Montero intervendrá en nombre del Gobierno, pero la posición que fijará no la comparte todo el Ejecutivo. Y es que la proposición de ley trans de la que se debate y vota este martes la toma en consideración es un texto casi calcado al elaborado por Igualdad que lleva meses bloqueando la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, dado que el PSOE no comparte que la ley deba incluir el reconocimiento legal de la identidad de género de una persona solo con su declaración expresa y sin necesidad de aportar otras pruebas o cumplir otros requisitos.

Estas diferencias han generado choques desde hace meses en el seno del Gobierno, y son la razón fundamental por la que el PSOE se abstendrá este martes y, por ende, impedirá que la proposición de ley -presentada por ERC, Junts, Más País, la CUP, Compromís y Nueva Canarias ante la parálisis del Ejecutivo- empiece a tramitarse. "Las medidas hay que adoptarlas con pleno rigor y garantías jurídicas, sabemos que hay grupos que van a llevar estas medidas al Tribunal Constitucional, y el contenido de esta proposición de ley es mejorable a este respecto", se limitó a explicar este martes el portavoz adjunto de los socialistas en el Congreso, Rafael Simancas.

Por tanto, la intervención de Montero desde la tribuna elevará la presión a un PSOE al que otros cuantos de sus socios parlamentarios también instaron este martes a reconsiderar su decisión y permitir que se empiece a tramitar la propuesta para después reformarla si es necesario. "Intentamos sumar, y le pido al PSOE que haga el favor de ser consciente de la situación, no creo que haya nadie en el PSOE que vaya en contra del colectivo LGTB", espetó el portavoz de ERC, Gabriel Rufián.

En la misma línea, su homólogo de Más País, Íñigo Errejón, emplazó a los socialistas a no "ponerse de perfil". "El PSOE ha sido históricamente un partido de avance en los derechos y libertades, sería una muy mala noticia que hoy se bajara de esa senda", afirmó Errejón. Más dura fue la portavoz de la CUP, Mireia Vehí: "Abstenerse es como votar no, un Gobierno que hace políticas de derechas es un gobierno de derechas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento