Lydia Bosch y Alberto Martín
Lydia Bosch y Alberto Martín, en una foto de archivo. Korpa

La presentadora Lydia Bosch y su marido, Alberto Martín, se han visto este viernes las caras  por primera vez desde que la actriz demandara hace un mes a su esposo por supuestos abusos sexuales a su hija mayor. 

El encuentro ha sido en el juzgado de familia número 3 de Pozuelo de Alarcón a causa de su demanda de divorcio. Esta primera vista  ha concluido sin acuerdo, según ha informado Telecinco.

Por ahora, Bosch tendrá la custodia de sus hijos y el derecho al disfrute del domicilio familiar

Entre las demandas que incluye Lydia Bosch en su petición de separación legal figuran, según especifica la revista Lecturas en su edición impresa, la custodia de sus hijos y la venta de la casa donde reside la familia que está valorada en 4 millones de euros. Si la casa no se vendiera, Bosh pide ser ella quien resida en el chalé con los niños y pagar a medias con Martín los gastos de la casa e hipoteca (700.000 euros).

También solicita un 60% de la sociedad que comparte con su esposo, así como una pensión compensatoria (unos 1.500 euros) y pensiones de manutención para sus hijos.

Durante la vista, la actriz habría manifestado que sus ingresos anuales son de 46.000 euros, mientras que los de Martín son de un millón y medio.

De momento,  el juez ha determinado como medidas previas que sea la presentadora quien tenga la custodia de sus hijos con el régimen de visitas oportuno para el padre. Además, permite que Lydia haga uso del domicilio familiar.

Mientras, Alberto Martín se ha instalado en casa de sus padres en Pozuelo, según informa la revista Semana.  Es allí donde se quedarán sus dos hijos Juan y Ana, de seis años, cuando les corresponda estar con el arquitecto.

Este proceso de divorcio sigue una vía separada al otro caso abierto por Lydia Bosch, que denunció a su marido por abusos sexuales. 

Bosch y Martín han abandonado el juzgado por separado y dentro de coches con lunas tintadas.