Día Internacional contra la LGTBifobia: dos de cada cinco personas del colectivo han recibido amenazas en el último año

  • Una encuesta advierte de la violencia hacia el colectivo 31 años después de la despatologización de la homosexualidad.
  • ​Madrid anuncia para verano la institucionalización de un observatorio contra la LGTBifobia que recibe cada año una media de más de 300 denuncias.
Manifestación Pride! Barcelona con motivo del Orgullo LGTBI del pasado 2019
Manifestación Pride! Barcelona con motivo del Orgullo LGTBI del pasado 2019
David Zorrakino - Europa Press - Archivo

Áxel, un joven madrileño de 25 años, iba “a su bola” en el metro el pasado mes de marzo cuando, de repente, un hombre de unos 30 años, sin mediar palabra, le gritó “maricón” y le propinó dos puñetazos. El resultado fueron tres puntos de sutura en el pómulo, semanas de baja laboral y secuelas psicológicas. Todo, por ser homosexual. Esta es solo una de las más de 50 agresiones que ha registrado, en lo que llevamos de 2021, el Observatorio Madrileño contra la LGTBifobia, una iniciativa que arrancó la asociación Arcópoli para dar apoyo, acompañamiento y visibilidad al colectivo, que sigue sufriendo discriminaciones diarias pese a los importantes pasos legislativos dados en los últimos años desde que la Organización Mundial de la Salud (OMS) despatologizara la homosexualidad tal día como hoy en 1990. Es por eso que cada 17 de mayo se celebra el Día Internacional contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia.

Según expone a 20minutos Amanda Rodríguez, vicesecretaria de Arcópoli, desde que pusieron en marcha este servicio en 2017 el nivel de agresiones se ha ido manteniendo en el tiempo. Ese año se registraron 321 delitos de odio en la Comunidad de Madrid; 345, en 2018; y también 321, en 2019. En 2020, pese al confinamiento domiciliario provocado por la pandemia de coronavirus, se notificaron 260 casos, que incluyen desde las agresiones físicas hasta las verbales y las que se cometen en redes. Como apunta Axel, el puñetazo que recibió hace apenas dos meses fue la primera agresión física que recibió, pero antes hubo varias verbales que fueron unidas a “pequeñas discriminaciones en el día a día”.

Para paliar esta violencia, desde el Ayuntamiento de Madrid han anunciado la institucionalización, para este verano, de ese Observatorio, en el que pretenden incluir a diferentes áreas de Gobierno municipal, partidos políticos y asociaciones. “Queremos convertir en un servicio público el acompañamiento y el asesoramiento a víctimas de agresiones lgtbifóbicas”, sostiene Ana Fernández, directora general del consistorio. Mientras ese observatorio municipal se pone en marcha, el Ayuntamiento también ha estrenado un proyecto piloto de atención psicológica y jurídica que, en su primer mes de funcionamiento, ha recibido nueve denuncias por delitos de odio o discriminación. “Lo que más nos hemos encontrado han sido agresiones verbales, algo que se está normalizando mucho”, advierte Fernández, que explica que con este servicio, el Ayuntamiento pretende “apoyar” a las víctimas, “que en muchas ocasiones no se sienten lo suficientemente acompañadas”.

No obstante, esta violencia no ocurre tan solo en Madrid, sino que es algo generalizado. En Cataluña, por ejemplo, los Mossos d'Esquadra registraron en 2019 un aumento de este tipo de agresiones del 58% respecto al año anterior. Además, desde el 2014 se multiplicaron por tres. Es por ello que no sorprende el miedo que aún hoy pervive en el colectivo. Según datos de una macroencuesta realizada a 140.000 personas de 30 países y publicada recientemente por la Agencia de Derechos Fundamentales de la Unión Europea, la mitad del colectivo LGTBi evita coger de la mano a su pareja por la calle por miedo a sufrir agresiones en España. En Europa, el porcentaje sube hasta el 60%. También es importante el porcentaje de personas LGTBi que han sido acosadas en nuestro país: hasta el 40% ha recibido amenazas en el último año.

En palabras de la Dirección General de Diversidad Sexual y Derechos LGTBi, de reciente creación, "se ha avanzado mucho en el reconocimiento de los derechos de las personas con una orientación sexual o identidad no mayoritarias", pero "todavía persisten numerosas lagunas para lograr una plena igualdad real". En una declaración firmada este lunes, narra diferentes tipos de violencias que persisten: desde la condena al ostracismo de "muchas" mujeres trans, hasta la soledad de los mayores LGTBi.

Más de la mitad de incidentes no se denuncian

En la conversación con 20Minutos, tanto las asociaciones como la directora general de Igualdad del Consistorio madrileño insisten en otro problema fundamental de las agresiones: que no siempre se convierten en denuncias. “Falta reforzar el acompañamiento para que quienes cometen esos delitos queden impunes”, incide Fernández. 

Según la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), más de la mitad (el 55%) de los delitos de odio que se comenten contra el colectivo LGTBi no se denuncian. Según su informe de delitos de odio de 2019, de los 756 delitos que llegaron al conocimiento de la asociación estatal tan solo un 15% se notificó ante la policía y un 3% se puso en conocimiento de la Fiscalía. Desde la FELGTB también se ha expuesto en otras ocasiones que hay diferentes tipos de violencias que "ni siquiera" se pueden denunciar al no estar prohibidas por ley en algunas autonomías. Por ejemplo, las terapias de conversión. 

Una de cada cuatro mujeres LGTBi ha sufrido discriminación en el trabajo

No son los únicos datos que desprende la FELGTB, que publicó un estudio el 1 de mayo de este año, con motivo del Día Internacional en el Trabajo, en el que mostraba cómo una de cada cuatro mujeres lesbianas, trans o bisexuales habían sufrido algún tipo de discriminación en el ámbito laboral. Y es que, en la violencia contra el colectivo también hay diferencias por género, castigando más a mujeres, ya sean trans o cis. “Las mujeres LTB estamos expuestas a una doble discriminación laboral por machismo y LGTBIfobia”, defendió la coordinadora del año temático “Feminismos, igualdad y derechos humanos” de FELGTB, Niurka Gibaja, en la presentación de dicho estudio, que también mostraba revelaba que a un 35% de las mujeres LTB aún le resulta difícil hablar sobre la realidad de su familia en su trabajo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento