Melani García, de ganar 'La Voz Kids' a rodearse de ajolotes

  • Tras años televisivos y en el mundo de la música, estrena su faceta de escritora.
Melani García Gaspar como ganadora de la 4 edición del programa 'La Voz Kids'.
Melani García Gaspar como ganadora de la 4 edición del programa 'La Voz Kids'.
KSLV / GTRES

Con solo 13 años Melani García ya ha ganado La Voz Kids, participado en Eurovisión Junior y ahora ha sacado un libro, tres experiencias "únicas y llenas de recuerdos inolvidables", como asegura en una entrevista.

Melani y la llave de los ajolotes (Editorial Planeta) ha sido su primer proyecto literario, que le llegó tras su paso por Eurovisión Junior en 2019. Un libro en el que conciencia sobre el cambio climático, al igual que ya hizo con la canción del festival, Marte. "Ahora quiero aportar un grano más a esa ayuda al planeta", explica feliz.

Los ajolotes son anfibios "especiales" que viven en las lagunas de México. "La gente no los conoce mucho, pero están en peligro de extinción. Con la contaminación que tenemos en los mares y océanos, están sufriendo más. Si se conocen, se les podría ayudar", explica Melani, que supo de su existencia en primaria, cuando le mandaron un trabajo sobre animales.

En el libro mezcla realidad con ficción, magia y misterio. Aparecen escenarios "muy especiales" para ella, como el de Eurovisión Junior 2019, La Voz Kids (venció en la cuarta temporada, en 2018) o una competición de baile contemporáneo en la que participó en Italia.

La valenciana se alzó con la medalla de bronce en el regreso de España a la edición junior del certamen tras una ausencia de 13 años. El resultado le dio igual. "Para mí fue un grandísimo honor representar a mi país. No me lo podía creer", asegura.

Tras participar en el festival, ha continuado con su carrera musical. Y hace apenas dos meses lanzó su cuarta canción, Singing Alone, en la que participa la estadounidense Aubrey Miller. "En uno de mis vídeos hice un baile con una de sus canciones, me comentó, empezamos hablar y nos hicimos amigas", relata.

Las dos han trabajado desde la distancia. "Estábamos conectadas por videollamadas, pero parecía que nos conocíamos de toda la vida. Lo que hace la tecnología", se sorprende Melani, que con sus cuatro temas intenta animar a la gente "a que disfruten un poco más".

Singing Alone trata del sentimiento de soledad y la conexión que existe entre todos de algún modo. "Tú no te sientas solo porque hay muchas personas que se están sintiendo igual que tú en ese momento y si estás solo, aprovecha y disfruta tu vida. Da igual lo que digan los demás. Baila, canta, haz lo que quieras".

Es consciente de que aún le queda mucho por aprender, pero destaca que todo lo que ha hecho hasta ahora le hace "muy feliz porque lo de Eurovisión era mi sueño y lo pude cumplir, al igual que el libro, pequeños granitos que me aportan mucho a mi carrera".

A sus 13 años ha participado en dos grandes eventos musicales. "Cada experiencia me ha llenado. He aprendido de cada una", dice Melani, que anuncia que algunos proyectos "muy pronto verán la luz".

Antes de participar en La Voz, la artista solo cantaba a través de los vídeos de María Callas. "Me los ponía e intentaba imitarla. Pensaba que solo era cantar. No sabía calentar o hacer ejercicios vocales y eso lo aprendí en el programa. En Eurovisión conocí todo lo que hay detrás de cámara, a prepararse para lo repentino".

Como buena eurofán, apoya a Blas Cantó, -"¡cómo no!", exclama-. Le encanta su candidatura, aunque no votó la canción elegida sino Memoria, porque le parecía más eurovisiva y tenía más ritmo. Después del videoclip, la considera "super bonita y con un mensaje especial". Cree que llegará a la gente y logrará un buen puesto.

Todavía le quedan unos años, pero ya sabe lo que quiere ser de mayor. "Quiero seguir estudiando (...) formarme en la música profesionalmente porque quiero aprender de ello. En los estudios me encantaría, aparte de ser cantante y profesora de baile, estudiar Magisterio para ser profesora", apostilla.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento