Lino Rodríguez vuelve al banquillo de la Audiencia de Valladolid en octubre por otras dos denuncias de Asaja

Las causas judiciales se le amontonan al que fuera presidente de Asaja en Valladolid entre 1990 y 2015, Lino Rodríguez, quien a las dos sentencias condenatorias con que cuenta, la primera de dos años y ocho meses por fraude en el cobro de subvenciones a la Junta y la última de diez años y cuatro meses de cárcel por las 'tarjetas black', podrían sumarse otras dos más si es también hallado culpable en sendos juicios que le esperan en octubre.
20210516122943.jpg
20210516122943.jpg
20M EP

En la actualidad, el exlíder agrario cumple entre rejas la primera de las citadas condenas y, de no ser atendido el recurso contra el último fallo dictado el 30 de abril por la Sección Segunda de lo Penal de la Audiencia Provincial por los desmanes en las cuentas de Asaja durante su mandato, la estancia de Lino Rodríguez en prisión podría prolongarse otra década más.

Pero a ambas condenas podrían sumarse dos nuevas con motivo de los procedimientos que tienen ya fecha para octubre, uno de ellos previsto entre los días 5 y 7 en la Audiencia Provincial, esta vez en la Sección Cuarta, y también con Asaja como entidad denunciante y en la que compartirá banquillo con su esposa nuevamente, Ana de la Fuente, y el que fuera miembro de la Junta directiva del sindicato Enrique Vallejo Hernando.

En sus respectivos escritos de calificación, Fiscalía y Asaja tipifican los hechos como constitutivos de un delito de falsedad en documento mercantil en concurso medial con otro de estafa procesal en grado de tentativa. Del primero están acusados los tres como autores y del segundo ella y los otros dos como cooperadores necesarios, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

HASTA DOS AÑOS Y TRES MESES

Las peticiones oscilan entre un año y nueve meses de cárcel y multa de 2.700 euros para cada uno de ellos, según el escrito de la acusación pública, y los dos años y tres meses y sanciones económicas por importe de 3.000 que solicita Asaja.

En esta ocasión, el tribunal habrá de analizar las supuestas artimañas para el intento de cobro de diversas facturas por importe de más de 27.819 euros que Lino Rodríguez y su esposa trataron de cargar a Asaja en concepto de prestación de servicios una vez finalizada la relación entre la OPA y Sodeprin, sociedad de la que primero fue administrador único el sindicalista y luego su pareja.

Las dos acusaciones sostienen que para cobrarse dicha cantidad, la mujer de Lino presentó demanda contra Asaja e hizo constar que la deuda se correspondía con servicios recogidos en el contrato de fecha 9 de abril de 2015 suscrito entre las partes.

Sin embargo, tanto el fiscal como el sindicato mantienen que ese contrato, cuya firma no fue autorizada ni por la junta directiva ni por el comité ejecutivo de la OPA, fue confeccionado por Ana de la Fuente, Lino Rodríguez y Enrique Vallejo en fechas previas a la presentación de la demanda con el único fin de aportarlo como prueba en el procedimiento civil, y que para dar más apariencia de autenticidad estamparon el sello de Asaja en el documento.

Tras la demanda presentada, que dio lugar a un procedimiento monitorio seguido en el Juzgado de Primera Instancia número 9 de Valladolid, transformado más tarde en procedimiento ordinario, Asaja presentó denuncia ante la jurisdicción penal, lo que motivó la suspensión de la causa por prejudicialidad.

OTRAS CUATRO CAUSAS PENDIENTES

A mayores de esta causa penal en la Audiencia de Valladolid prevista para octubre, el enfrentamiento entre Asaja y su expresidente mantiene en curso otros cuatro procedimientos más, uno de ellos el que se iba a celebrar los días 22 y 29 de abril en el Juzgado de lo Penal 2, finalmente suspendido 'sine die' a la espera de que la Sección Segunda de lo Penal emitiera sentencia, como así ha ocurrido finalmente, por las 'tarjetas black' al objeto de no caer en posibles contradicciones.

En ese procedimiento ocuparán banquillo Lino Rodríguez y el expresidente de Asaja Valladolid, Gerardo Rico, con peticiones de condenas de tres años de cárcel y el pago de una indemnización de 8.785 euros por delito de estafa en concurso con otro de administración desleal, presuntamente cometidos en relación con el polémico contrato que el primero de ellos obtuvo a espaldas de la organización a través de Derco, una de las sectoriales de la OPA.

Asaja, también personada como acusación particular, eleva las peticiones de cárcel a cinco años y cuatro meses, multas de 2.160 euros y la misma responsabilidad civil que el fiscal del caso.

En la lista de causas pendientes figura otra que se verá el 26 de octubre en el Juzgado de lo Penal número 1, con Lino Rodríguez, Enrique Vallejo y Gerardo Rico en el banquillo, por supuestos delitos cometidos en la sectorial Campo Abierto, de la que fue presidente el primero; así como otros dos procedimientos que por separado se siguen en el Juzgado de Instrucción número 6.

El primero de estos dos últimos tiene a Rodríguez y Vallejo igualmente como acusados y se circunscribe a la asociación Remolacheros, de la que también fue presidente el sindicalista, y el segundo procedimiento tiene como protagonistas al expresidente y al exvicepresidente del sindicato.

En este último se imputa a los investigados la emisión de un certificado falso que Lino Rodríguez presentó en una demanda en la que hizo constar que Asaja había autorizado recurrir la resolución de la Seguridad Social que anuló el polémico contrato laboral del exlíder agrario.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento