Regantes critican que cambiar las reglas del trasvase Tajo-Segura "encarece notablemente gastos de producción"

La Mesa del Agua de Almería ha participado este sábado en la movilización en defensa del Trasvase Tajo-Segura que ha tenido lugar en Huércal Overa, al igual que en otras localidades de la Región de Murcia y la provincia de Alicante. En la protesta han participado centenares de regantes que ven como "la actitud del Gobierno de España de cambiar de manera unilateral las reglas del trasvase, va a perjudicar de manera muy seria a los regantes de la Comarca del Almanzora y del Levante almeriense", ha recordado el portavoz del colectivo almeriense y presidente de la Federación de Regantes de Almería, José Antonio Fernández Maldonado.
qrf
qrf
20M EP

Por su parte, Fernando Rubio, también de la Mesa del Agua de Almería y representante de los regantes del Almanzora, ha criticado "que se tomen estas decisiones únicamente atendiendo a razones políticas" y ha sido el encargado de explicar a los asistentes los perjuicios que esta decisión del Gobierno de España acarrea para los productores.

Según se indica en un comunicado, al término de la movilización se ha leído el manifiesto 'Contra la elevación innecesaria de caudales ecológicos en algunos tramos del río Tajo y el cambio de las reglas de explotación del trasvase Tajo-Segura'. En él, los regantes almerienses recuerdan que "no hay justificación real para este tipo de medidas lesivas hacia el trasvase, más allá de la acción política que premia a unas regiones en detrimento de otras. Los almerienses, alicantinos y murcianos tenemos los mismos derechos a las aguas excedentarias del Tajo que cualquier otro español, si no más después de 42 años de su disfrute".

La Mesa del Agua de Almería, que participa en el 'Círculo por el Agua' que conforman los regantes de nuestra provincia, la Región de Murcia y la provincia de Alicante, ha recordado que el aumento de caudales en Aranjuez (Comunidad de Madrid), pasando de 6 m3/s a 8'52 m3/s de media, y que supondría un aumento de los volúmenes a desembalsar desde Entrepeñas y Buendía de 78 hm3/año, no está debidamente justificado. A este volumen habría que sumarle otros 13 hm*/año por la mayor evaporación producida en estos embalses al cambiar el volumen a trasvasar en Nivel 2 de 38 a 27 hm3/s, evaporación que a nadie beneficia, suponiendo por el contrario otra merma añadida sobre los volúmenes a disponer por los regadíos y abastecimientos del Levante.

Además, se habla de "reducir" los volúmenes de agua para el trasvase al Levante español mientras que "llega a Portugal mucha más agua de la que se recogen en los convenios firmados con el país vecino, donde desemboca al mar el río Tajo".

Señalan que este incremento de desembalses perjudicaría fundamentalmente a los regadíos, ya que los abastecimientos tienen asegurado un volumen de 7'5 hm3/mes, en los Niveles 2 y 3, a suministrar con prioridad a los regadíos. "En un escenario optimista de estabilidad en los envíos, con mantenimiento del Nivel 2 durante todo el año, y 27 hm3/mes a trasvasar, los regadíos recibirían en las tomas de las Comunidades de Regantes un total de 210'6 hm3, la mitad de su volumen otorgado por la ley, incumpliendo sistemáticamente los niveles de garantía establecidos en la Instrucción de Planificación Hidrológica", ha recordado Rubio.

Con este volumen "optimista", los regadíos seguirían estando obligados a pagar las componentes de amortización y gastos fijos de funcionamiento del Trasvase Tajo-Segura, "con el consiguiente aumento de las tarifas a abonar por metro cúbico finalmente recibido". Caso de darse situaciones de Nivel 3 los volúmenes para los mismos "se verían reducidos aún más, incrementándose el coste por metro cúbico derivado de la obligación de abonar íntegramente las cantidades fijas de la tarifa". Este hecho se agrava por la incertidumbre de los envíos mensuales, pues el regante no sabe a priori el agua que recibirá hasta que finaliza el año hidrológico.

Al acto ha asistido la delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Almería, Maribel Sánchez Torregrosa, quien ha asegurado que "el trasvase ha sido un elemento fundamental a la hora de afrontar los momentos más duros de la pandemia, ayudando a evitar el desabastecimiento de los mercados y los hogares españoles y europeos". Además ha destacado que "durante sus 42 años de existencia el trasvase Tajo-Segura ha sido un factor esencial para el crecimiento, el desarrollo, la generación de empleo y riqueza en las regiones del Sureste de España".

En este sentido, y según una nota de prensa, la delegada ha puesto en valor el acto desarrollado hace un mes en Almería cuando "el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, se aliaron en defensa del trasvase con la firma en la sede de la Delegación del Gobierno de la Junta en Almería, de una Declaración Institucional para proteger los intereses del Levante español". Torregrosa ha pedido desde el Gobierno andaluz "diálogo al Gobierno de Sánchez frente a una decisión unilateral e injusta que supone un recorte de 80 hectómetros cúbicos al año".

"SE HA HECHO SIN DIALOGAR CON LOS AFECTADOS Y SIN CONSENSO"

También ha participado en esta concentración el secretario general del Partido Popular de Almería, Javier A. García, que ha denunciado que el Gobierno de España ha llevado a cabo una modificación que afecta al trasvase "basándose en criterios más ideológicos quetécnicos, y lo ha hecho además por Real Decreto, sin dialogar con los afectados y sin consenso", una decisión que desde el PP de Almería no comparten porque como "en el Levante almeriense cada gota de agua se utiliza además de para beber también para comer", ha explicado.

Ha defendido, se indica en un comunicado, un trasvase que ha supuesto para nuestra provincia la generación de riqueza y empleo y se ha mostrado "a favor" de los agricultores y de los regantes que "ven amenazado su futuro y su sustento por culpa del Gobierno de Sánchez, que lo único que busca es romper unilateralmente el consenso que existía hasta ahora".

Por otra parte, García ha señalado que el cierre del trasvase además de afectar a los regantes "supondría también un incremento de la factura del agua para los consumidores, una subida que llegaría en un momento especialmente complicado como consecuencia de la pandemia, y en el que el PP apuesta por bajar impuestos porque donde mejor está el dinero ahora es en el bolsillo de los almerienses".

Finalmente Javier ha señalado que el PP de Almería "va seguirapoyando" a los alcaldes de los municipios afectados por las decisiones del Gobierno respecto al trasvase Tajo-Segura y les ha agradecido la defensa que en actos como el de este sábado "han hecho de todos sus vecinos, de los que les votan y de los que no, demostrando que para ellos lo principal es defender sus municipios por encima de cualquier sigla política".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento