Efectivos del Subsector de Tráfico y Policía Judicial pertenecientes a la 10ª Zona de La Guardia Civil en La Rioja, desarticularon una banda organizada que actuaba en la comunidad riojana y en Aragón. Fruto de ello se esclarecieron seis delitos de robo con fuerza, y se detuvieron a ocho personas, de nacionalidad rumana.

El valor del material robado asciende a 40.000 euros

Según informó este jueves el Instituto Armado, la operación se desarrolló entre el 11 y el 24 de abril, en tres actuaciones distintas todas ellas relacionadas entre sí, procedieron a intervenir los siguientes efectos robados: 300 botellas de whisky, 300 botellas de ron, 550 botellas de Martini, así como 2.400 botes de gel y champú de diferentes marcas, herramientas de construcción y maquinaria de jardinería.

Estas actuaciones fueron llevadas a cabo, a la altura del término municipal de Villanueva de Cameros, tras proceder a la identificación de dos furgonetas que circulaban dirección Madrid.

Robaban en obras

De las investigaciones llevadas a cabo por los efectivos de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Logroño, se pudo determinar que material aprehendido procedía de diversos robos cometidos en las provincias de Zaragoza y La Rioja, uno de ellos en los almacenes centrales de una conocida marca de suspermercados de la localidad zaragozana de Mallén; dos robos cometidos en Agoncillo en obras de construcción y otros tres también en obras de construcción en Logroño.

La totalidad del material ha sido devuelto a sus legítimos propietarios; siendo el valor del mismo de 40.000 euros. Las investigaciones han concluido con la implicación de 8 ciudadanos rumanos, de los que 3 ya han sido puestos a disposición judicial, todos ellos pertenecientes a una banda organizada ubicada en Madrid.

El destino final del material era su venta en el mercado negro en la capital de España.