Una pareja separada por la burocracia

  • Ella es española y él, nepalí.
  • Se conocieron en la India.
  • Le impiden al chico viajar a Barcelona.

La historia de María y Dipendra empieza a asemejarse a la de un amor de película. Se conocieron, casi por casualidad, en Nepal, de donde él es originario. Ella, enfermera, estaba de vacaciones en la India junto a dos amigos. Él trabajaba en un restaurante.

He hecho lo que me ha pedido la embajada española en Delhi, pero no le dejan venir porque es pobre

Les presentaron y conectaron, a pesar de las diferencias culturales, idiomáticas, sociales... Y surgió el flechazo. Los amigos de María siguieron con el viaje mientras que ella se quedaba con Dipendra hasta agotar el visado de turista. Fueron tres meses.

Ahora, María ha regresado a casa y se encuentra con la imposibilidad de traer a Dipendra. "He hecho lo que me ha pedido la embajada española en Delhi, pero no le dejan venir porque es pobre", ha asegurado a 20 minutos.

La joven, de 28 años, ha presentado un informe médico de su chico, el billete de ida y vuelta que le ha comprado -y que ha vencido con tanta espera-, una carta de invitación en la que además se hacía responsable de él y ha pagado 4.000 rupias (30 euros) a la embajada. Y ni por esas.

"Tienen miedo a que se quede aquí y no vuelva a su país, aunque yo ya les he dicho que me responsabilizo de él", se lamentaba. La única solución que le han dado es que se casen. "Pero claro, sólo hace tres meses que le conozco y es pronto para tomar una decisión así", ha añadido. Hoy, María va a pedir consejo a un abogado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento