Los comuns rechazan pactar con ERC hasta que no renuncie a JxCat

  • En Comú Podem no se sentará con Esquerra si no garantiza que Junts queda fuera del futuro Govern.
  • Aragonès dice que otras elecciones comprometen la mayoría soberanista.
  • La CUP ha criticado este jueves en el Parlament la gestión de la pandemia del ejecutivo ERC-Junts.
  • Illa pide a Aragonès que «dé un paso al lado» para permitir una investidura de los socialistas.
El vicepresident en funciones, Pere Aragonès, entrando este jueves en el Parlament.
El vicepresident en funciones, Pere Aragonès, entrando este jueves en el Parlament.
EP

La madeja de la negociación para la investidura de Pere Aragonès como president se ha enredado aún más este jueves en el Parlament, con la negativa de los comuns a pactar con ERC hasta que no aseguren que Junts no entrará en el nuevo Govern ni ahora ni más adelante. 

Mientras que Aragonès ha hecho en el Pleno un llamamiento a la formación morada para que sigan negociando y explorando «todas las posibilidades» para encarrilar un ejecutivo, la líder de los comuns, Jéssica Albiach, ha confirmado el rechazo a una coalición con JxCat. «Ha de escoger», le ha indicado directamente Albiach a Aragonès en el hemiciclo catalán.

En el transcurso del Pleno, Albiach se ha referido a Aragonès para instarle a «decidir si quiere ser un president de verdad o tutelado (desde el Consell per la República de Carles Puigdemont), si quiere blindar los servicios públicos o que JxCat lleve sanidad y educación (...) ha de decidir si quiere o no la mesa de diálogo». Para los comuns, la única suma posible es la del tripartito de izquierdas formado por ERC, comuns y PSC.

Aragonès se ha reiterado en su intención de mandar en solitario inicialmente para, más adelante, invitar a entrar en el ejecutivo a Junts, la CUP o los comuns. En alusión directa a los postconvergentes, ha declarado: «Hagamos honor a la palabra, cumplámosla, cumplamos el compromiso de todos que es no ir a elecciones, hagamos Govern, hagámoslo ya y evitemos la repetición de elecciones, es un imperativo político».

«Damos por rotas las negociaciones hasta que se comprometan a dejar a Junts fuera del Govern, ahora y en la legislatura» (Jéssica Albiach, 
líder de En Comú Podem)

Se refería al compromiso que hizo público Jordi Sànchez, secretario general de Junts, y uno de los presos del 'procés', de investir a Aragonès aunque no se cerrara un Govern de coalición tras el 14-F. Ha avisado de que unas nuevas elecciones en verano «pondrían en riesgo» la mayoría independentista en el parlamento catalán. 

«Nuestra mano está tendida para formar el Govern que las urnas nos encomendaron, uno que avance hacia la independencia y la amnistía», ha expresado el diputado de Junts, Jordi Fàbrega, apelando a ERC. 

La retirada de En Comú Podem (ECP) ha llegado este jueves después de que el pasado miércoles, los anticapitalistas de la CUP hicieran de mediadores en una cumbre a tres bandas con ERC y Junts para desencallar las negociaciones para formar Govern, en este caso en los despachos del propio Parlament, y en la que se consiguió consensuar un «pacto de mínimos» alrededor de un documento de cuatro puntos.

Este perfilaba como objetivos compartidos la salida a la actual crisis social y económica de la Covid, el blindaje de los derechos fundamentales básicos, articular un acuerdo nacional sobre el derecho a la autodeterminación y buscar un espacio de debate sobre la hoja de ruta soberanista «más allá de la gobernabilidad».

Desde las filas cupaires, el diputado Daniel Cornellà ha sido crítico en el Pleno con la gestión de la pandemia del Govern: «No ha estado a la altura, se ha improvisado». Por su parte, el líder de los socialistas, Salvador Illa, le ha recordado al bloque independentista que no han sido capaces de articular, en tres meses, un ejecutivo solvente surgido de las elecciones del pasado 14 de febrero. Por lo que ha pedido a Aragonès que «dé un paso al lado» y permita la toma de posesión del PSC.

El portavoz d’ECP. David Cid, ha insistido en la necesidad de que los partidos de izquierdas catalanes «levanten vetos cruzados» (de ERC al PSC) para poder desembarrancar el acuerdo de investidura y para poder enviar a Junts «a la oposición». 

El PP catalán, por su lado, ha lamentado el actual «bloqueo político» protagonizado por las dos fuerzas soberanistas con más votos el pasado febrero y la «dependencia» del actual Govern de las figuras del expresident huido a Bélgica, Carles Puigdemont, y del líder de ERC encarcelado en Lledoners por el juicio del 'procés', Oriol Junqueras. El presidente de los populares catalanes, Alejandro Fernández, ha lamentado en su intervención que la CUP esté haciendo de «relator» entre ERC y Junts.

Por su parte, el líder de Vox en el Parlament, Ignacio Garriga, ha preguntado qué medidas tomarán para frenar la escalada de violencia e inseguridad que, dijo, vive Cataluña. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento