La fachada de la Catedral de Santiago dice adiós a los andamios y grúas después de ocho años de restauración

Desaparecen las grúas y andamios de la Catedral de Santiago tras ocho años de restauración.
Desaparecen las grúas y andamios de la Catedral de Santiago. 
20M/ATLAS
Desaparecen las grúas y andamios de la Catedral de Santiago .
Atlas

La fachada principal de la majestuosa Catedral de Santiago de Compostela luce, después de ocho años, libre de andamios y grúas. Este emblemático lugar de peregrinaje se sometió a una restauración minuciosa hace casi una década, lo que provocó que su fachada principal luciera durante todo ese tiempo con andamios y lonas azules. 

Una pareja observa la catedral de Santiago sin andamios después de varios años de obras.
Una pareja observa la catedral de Santiago sin andamios.
Europa Press

Aunque las obras no han finalizado en la fachada del Museo Catedralicio, la parte principal del edificio ya muestra su mejor faceta, aprovechando este Año Santo Jacobeo en el que los peregrinos podrán disfrutar de este templo de peregrinación como no han podido hacerlo desde 2013. 

Entre los viandantes y vecinos coinciden en que el resultado es "impresionante". "La conocí con unos andamios azules que no se reconocía la fachada", explica una joven frente a la catedral. "Estaba deseando verla ya así", comenta otra tras ocho largos años de espera.

No obstante, la belleza de la Catedral de Santiago no solo se debe a esta restauración, sino que es, en palabras de un vecino, "impresionante que hace tantos años desde que se construyó y lo hermosa que es", explica. Las estructuras más altas ya se habían retirado, pero aún permanecían las que tapaban las escalinatas de acceso y las rejas. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento