La gingivitis puede derivar en una enfermedad periodontal: ¿cómo podemos prevenirlo con remedios caseros?

Un dentista atiende a una paciente.
Un dentista atiende a una paciente.
EUROPA PRESS

La gingivitis o inflamación de las encías puede suponer el inicio de una enfermedad periodontal, principal causa de la pérdida de dientes en personas adultas. Así, se trata de una enfermedad bucal bacteriana que genera "inflamación y sangrado de las encías" y que suele estar originada por los "restos alimenticios" que van quedando atrapados entre la dentadura, explican los expertos de Sanitas

De esta manera, la acumulación de depósitos de placa, esto es, de bacterias y residuos, puede provocar una irritación, inflamación o enrojecimiento en las encías. Si no se trata, la gingivitis puede derivar en periodontitis, "una enfermedad que se caracteriza por una pérdida de inserción colágena, recesión gingival e incluso la pérdida de hueso", añaden.

¿En qué consiste el tratamiento?

El objetivo del tratamiento de esta afección bucal es reducir la inflamación y eliminar el sarro o la placa dental acumulada alrededor de las encías. En este sentido, uno de los primeros pasos es llevar a cabo una limpieza bucodental que incluya "ultrasonidos para eliminar el sarro, pasta de profilaxis para aumentar los niveles de flúor y eliminar manchas, y tiras interproximales para mejorar la higiene en espacios dentales", detallan en Sanitas. 

La prevención es fundamental para prevenir la piorrea u otras enfermedades de las encías.

Todas estas técnicas pueden completarse en el hogar con el uso durante unos días de enjuagues antibacterianos específicos o colutorios recomendados por los profesionales. En cualquier caso, la prevención y el cuidado bucal es fundamental para prevenir la piorrea u otras enfermedades de las encías que pueden generar serias complicaciones de salud. Además, dejar el tabaco y controlar los niveles de estrés es imprescindible para evitar la gingivitis.

¿Cómo se puede tratar con remedios caseros?

Los expertos en odontología de las Clínicas Raquel Pardo recomiendan utilizar de forma diaria un enjuague bucal para combatir el mal aliento que puede ocasionar la gingivitis, así como para "eliminar las bacterias dañinas" presentes en la boca. 

Enjuagar los dientes con agua salada porque "tiene cualidades desinfectantes".

Una opción puede ser enjuagar los dientes dos o tres veces cada día con agua salada porque "tiene cualidades desinfectantes, reduce las bacterias y elimina las partículas de comida", explican en la Clínica Dental Eva Vara. Sin embargo, el enjuague debe durar poco tiempo porque "el agua salada podría tener efectos negativos en el esmalte", añaden.

Por otro lado, se aconseja cepillar de forma regular después de cada comida los dientes para eliminar las bacterias que causan afecciones bucodentales y utilizar a diario el hilo dental. Una de las causas principales de la gingivitis o de cualquier enfermedad periodontal es la falta de higiene oral que hace que se acumulen las bacterias. 

Otro remedio para aliviar la inflamación es adoptar un estilo de vida saludable e incluir alimentos en la dieta que contribuyan a reducir los síntomas de la gingivitis, así como prescindir de productos con una elevada cantidad de azúcar. Algunos alimentos como las manzanas o el apio "ayudan a eliminar los restos de comida y la placa de los dientes", añaden en las Clínicas Raquel Pardo.

El jugo de limón tiene "propiedades antisépticas y limpiadoras".

La hidratación es fundamental para eliminar las bacterias de la boca y una de las recomendaciones es consumir jugo de limón, ya que tiene "propiedades antisépticas y limpiadoras muy potentes". Asimismo, la lechuga cruda tiene "un efecto calmante y antiinflamatorio", mientras que el jugo de espinacas puede servir como "antiinflamatorio y antiséptico natural", destacan en la Clínica Ferrus Bratos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento