Martín Vasco, López Viejo y Alfonso Bosch
De izquierda a derecha, los diputados del Partido Popular Benjamín Martín Vasco, Alberto López Viejo y Alfonso Bosch. AGENCIAS

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) Antonio Pedreira, instructor del caso Gürtel, ha rechazado poner en libertad a los dos principales colaboradores del presunto líder de la trama de corrupción ligada a cargos del PP que investiga, Francisco Correa.

La Fiscalía Anticorrupción ha registrado un recurso contra el auto del instructor que admitió la personación en el caso del PP

Según ha informado el TSJM, Pedreira ha rechazado los recursos que Pablo Crespo -que hasta 1999 fue secretario de organización del PP gallego- y Antoine Sánchez, primo de Correa, interpusieron contra los autos de prisión dictados por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón el pasado mes de febrero.

También Correa ha recurrido su encarcelamiento, alegando motivos de salud, por lo que Pedreira ha acordado que se le remitan todos los reconocimientos médicos que se le han practicado desde su ingreso en prisión antes de tomar una decisión.

Recurren las fianzas

Por otra parte, el diputado del PP en la Asamblea de Madrid Benjamín Martín Vasco, el también parlamentario autonómico y ex consejero de Deportes de la Comunidad de Madrid Alberto López Viejo y el ex concejal de este partido en Boadilla José Galeote -padre del eurodiputado Gerardo Galeote- han recurrido las fianzas que les impuso Pedreira.

El recurso de Martín Vasco es de apelación, por lo que será resuelto por la sala civil y penal del TSJM. López Viejo y José Galeote, sin embargo, han presentado un recurso de reforma, por lo que será el propio Pedreira el que tendrá que volver a pronunciarse sobre el asunto.

Además, la Fiscalía Anticorrupción ya ha registrado su recurso contra el auto del instructor por el que se admitió la personación en el caso como acusación particular del PP. El Ministerio Público considera que el PP no puede actuar como acusación en una causa en la que se investiga una supuesta trama de corrupción ligada a cargos de este partido, varios de cuyos miembros -incluidos tres diputados en la Asamblea de Madrid- están imputados en la misma.