Rajoy dice que el Congreso se convirtió en "un circo" tras el 15-M y la irrupción de los nuevos partidos

  • El expresidente participó junto a Zapatero, Rivera y Errejón en un especial de Cuatro por el 10º aniversario del movimiento.
El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, en el programa '15M ¿Generación perdida?', de Cuatro.
El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, en el programa '15M ¿Generación perdida?'.
CUATRO

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy reapareció este miércoles por la noche en televisión, en la primera parte del especial 15M ¿Generación perdida?, emitido por Cuatro con motivo del décimo aniversario del 15-M. En el programa, la periodista Sonsoles Ónega entrevistó también, por separado, al expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero; al exlíder de Ciudadanos Albert Rivera; y al actual líder de Más País y uno de los fundadores de Podemos, Íñigo Errejón.

Rajoy señaló que el movimiento del 15-M "no ha podido hacer nada de lo que planteaba", y que aquellos que querían "tirar todo por la ventana", "cambiar el régimen político en España" y "revisar la historia" están "yendo para abajo en las preferencias de los españoles, y eso a mí me reconforta".

"Aquí llegaron los nuevos partidos y lo iban a arreglar todo. Era un caso de adanismo verdaderamente notable. Todo lo anterior ya no sirve para nada. Todos los que habíamos gobernado, todo lo que se hizo desde la Transición, todo era un desastre, España era una broma y ahí llegaban ellos anunciando: 'Vamos a regenerar la política'. Pero ¿qué regeneraron estos señores? Y fíjese dónde están", asegura Rajoy, en alusión velada a Albert Rivera y Pablo Iglesias, ambos actualmente fuera de la primera línea política.

"Un movimiento capitaneado por la extrema izquierda"

Según Rajoy, "no fue la austeridad lo que provocó las concentraciones" del 15-M en la Puerta del Sol. A su entender, lo que sucedía en la calle "fue un movimiento político capitaneado por la extrema izquierda".

Cuatro años más tarde, en las elecciones de 2015, el PP perdió la mayoría absoluta lograda en 2011, algo que Rajoy achaca a "la economía", a "las noticias sobre corrupción" y a que "las críticas al Gobierno fueron durísimas". "Yo veo ahora a algunos que se quejan, pero para críticas las que recibíamos algunos en esos momentos”, afirma el expresidente.

Al señalarle Ónega que, tras aquellos comicios, en los que irrumpieron los nuevos partidos, "el hemiciclo se convirtió en un plató de televisión", Rajoy afirma que "no sé si era un plató de un televisión o era un circo, allí todo el mundo estaba pendiente de dar un titular, de sacar un tuit... Hubo una bajada de nivel importante".

El puñetazo

Con respecto a la agresión que sufrió durante su presidencia, en diciembre de 2015, cuando un joven le propinó un puñetazo durante un paseo de campaña electoral en Pontevedra, Rajoy dice: "Quiero creer que fue un hecho aislado". 

"No es lo mismo hacer unos discursos en favor del entendimiento que estar todo el día criticándolo todo y acusando a todo el mundo de todo, eso hace mucho daño al ambiente. Hay gente que parece que quiere ser infeliz y todo lo critica. Supongo que llevará una vida muy triste, pero eso yo no lo puedo arreglar", añade.

Zapatero: "Nunca interpreté el 15-M como una crítica a mi Gobierno"

José Luis Rodríguez Zapatero era el presidente del Gobierno en mayo de 2011, cuando estalló el movimiento del 15-M. "Fue uno de los momentos más delicados que tuve en el periodo de gobierno y especialmente en la crisis", recuerda el exlíder del PSOE en el programa, durante la entrevista con Sonsoles Ónega. 

El Gobierno tenía dos opciones: desalojar la Puerta del Sol o esperar a que los manifestantes se acabaran retirando. Optó por la segunda: "Hicimos bien en no desalojar Sol", afirma Zapatero. "Mi preocupación era que al final no dañaran la democracia y que la sensibilidad de los jóvenes y los ciudadanos se pudiera expresar haciendo posible y compatible lo que son las libertades fundamentales, la seguridad y que no tuviéramos un problema de orden público". añade

El expresidente sitúa el 15-M en el marco de la crisis económica, y recuerda que vivió con "desgarro" las grandes cifras de desempleo, y cómo estaba afectando el paro a los jóvenes. No obstante, añade que los gritos de "no nos representan" no se los tomaba como algo personal: "Nunca interpreté esa protesta como una crítica democrática a mi gobierno. La reacción social era por la situación socioeconómica", señala. Zapatero indica asimismo que no le sorprende que "aquello que emergió como nuevo haya sido efímero".

Ser Presidente del Gobierno fue "un privilegio que no se puede comparar con nada en la vida", afirma.

Errejón, sobre el chalet de Iglesias: "Creo que fue un error"

Por su parte, Íñigo Errejón afirma en el programa que el 15-M fue "un revulsivo en España". "La gente que no es famosa y no tiene dinero tiene que hacer ruido para que le hagan caso", agrega.

El líder de Más País critica después que, ya en 2016, no se aprovechara la ocasión de formar un gobierno con Pedro Sánchez "con Podemos como pieza fundamental".

"¿Galapagar fue una traición?", le pregunta Sonsoles Ónega, en alusión a la decisión del entonces lider de Podemos, Pablo Iglesias, de mudarse de su piso de Vallecas al chalet de Galapagar donde reside ahora. "No, pero yo creo que fue un error. Lo entiendo en términos personales, pero no en términos políticos", responde Errejón, quien asegura también que él sigue viviendo en la misma casa y vistiendo el mismo abrigo que hace diez años.

​Rivera: "El 'no nos representan' no iba conmigo"

"Yo tenía un sentimiento un poco extraño con el 15-M porque en el fondo compartía algunas de las reivindicaciones políticas, sociales... pero por otro lado creo en la democracia representativa y el 'no nos representan' no iba conmigo", dice por su parte en el programa el exlíder de Ciudadanos Albert Rivera, en referencia al movimiento del 15-M.

En la entrevista, Rivera niega que Ciudadanos estuviera "en manos de las grandes empresas del Ibex". "Muchos empresarios se pensaron que como yo era liberal, eso significaba que yo iba a hacer lo que ellos quisieran. Pero si quieres tomar decisiones ejecutivas y legislativas monta un partido, no montes un banco", afirma.

Con respecto a los nuevos partidos, Rivera dice que "populistas no es una etiqueta que se nos atribuya a nosotros. Sería de Podemos en la izquierda y de Vox en la derecha".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento