El corte de Iglesias como cambio de ciclo: "Un corte de pelo es un deseo muy íntimo de querer romper con el pasado"

Cambio de ciclo. El exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha cortado su coleta. Ese peinado fue una constante de Iglesias desde su aparición y prácticamente hasta que dejó la política, cuando también lució un moño de forma ocasional. Ahora, con su salida de la política institucional y de partido, el también ex secretario general de Podemos ha decidido cambiar de estilo y cortar su cabello, como se aprecia en las imágenes.
Cambio de ciclo. El exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha cortado su coleta. Ese peinado fue una constante de Iglesias desde su aparición y prácticamente hasta que dejó la política, cuando también lució un moño de forma ocasional. Ahora, con su salida de la política institucional y de partido, el también ex secretario general de Podemos ha decidido cambiar de estilo y cortar su cabello, como se aprecia en las imágenes.
Cambio de ciclo. El exvicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, se ha cortado su coleta.
Wochit

"En general, un corte de pelo es como un deseo muy íntimo de querer romper con el pasado. Es como si le gritara al mundo: si me ves diferente, es porque ya no soy la misma persona. Soy alguien nuevo a partir de hoy", explica a 20minutos el experto en Comunicación No Verbal, José Luis Martín Ovejero.

El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, ha sorprendido este miércoles luciendo un cambio de 'look' que cortaba, literalmente, con un símbolo muy representativo de su figura como político: la coleta. Renuncia así a una imagen que le ha acompañado desde la adolescencia, y consolida, de alguna forma el punto de inflexión que supone el abandonar la política tras el fracaso en las elecciones madrileñas frente a la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso.

"Es un cambio muy radical", apunta el experto en comunicación no verbal. Martín señala que "su pelo largo", ya sea en coleta o recogido en un moño, formaba parte de su marca personal. "De hecho, si preguntásemos a personas por la calle para que eligieran una sola característica de él, con total seguridad todo el mundo iría a la coleta", añade, reiterando que Iglesias "ha roto completamente con su marca personal".

El pelo largo, de hecho, fue un símbolo que Pablo Iglesias abanderó desde sus inicios como elemento distintivo de la 'vieja política'. "Ya desde el 15-M se presentó como alguien que no pertenece a la 'casta política' y que su imagen exterior era diferente. Se mostró como una persona que venía a transformar el pasado político que todos conocíamos para cambiar el presente también, por un futuro soñado por él", asevera Martín. Por ello, el experto considera que el hecho de que el exvicepresidente del Gobierno se haya cortado el pelo "es, de alguna forma, renunciar a todos esos sueños que él traía".

Y es que la imagen es "fundamental" en política. "Está comprobado científicamente que las personas se crean una imagen de cómo es una persona en 10 segundos", explica José Luis Martín. Añade el experto en Comportamiento No verbal y también en Retórica y Argumentación Jurídica que la imagen es importante "para decirles a quienes observan si pertenezco a un grupo social o a otro o, si por eliminatoria, no pertenezco a esos políticos que tú estás acostumbrado a ver con chaqueta y corbata".

Martín asegura que él ya venía prediciendo un cambio drástico desde hacía meses. Ya cuando Iglesias se pasó al moño porque -según argumentó- sus hijos le tiraban del pelo, fue el inicio de una transición que le llevaría al cambio "radical" mostrado este miércoles en una exclusiva para 'La Vanguardia'. "Yo ya veía cambios de imagen en él bastante interesantes. Se empezó a poner americana, corbata... y el moño parecía una forma de renegar del cabello largo, pues lógicamente ya no parece que lo tengas tan largo. Sí que ha habido una pequeña evolución hasta el momento en el que ha dicho: hasta aquí hemos llegado, abandono la política, abandono la imagen exterior. Quiero una revolución total en mi vida", señala Martín Ovejero.

Según ha contado ya el líder de Unidas Podemos, su plan ahora es volver a la Universidad como docente, e incluso dedicarse al periodismo crítico. El cambio parece denotar un cambio de etapa, pero la pregunta es. ¿Conseguirá despojarse del todo de la imagen con la que se presentó al mundo como personaje público?

Martín Ovejero lo ve complicado. "Salvo para aquellos que le pudieran conocer a partir de ahora, Pablo Iglesias es Pablo Iglesias. Va a ser muy difícil que con un simple corte de pelo vaya a cambiar las opiniones, buenas o malas, que la gente ya tenía de él", concluye. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento