"Caravana de coches y motos" de la plantilla de Tussam con avisos del deterioro del "clima" laboral

Los sindicatos con representación en la sociedad municipal Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam); en concreto la Agrupación Sindical de Conductores (ASC), CGT, CCOO, el Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT) y CSIF, han celebrado la mañana de este miércoles una "caravana" de coches y motos" por las calles de la ciudad, para visibilizar sus reivindicaciones.
"Caravana de coches y motos" de la plantilla de Tussam con avisos del deterioro del "clima" laboral
"Caravana de coches y motos" de la plantilla de Tussam con avisos del deterioro del "clima" laboral
20M EP

El secretario general de la sección de ASC en Tussam, Isidro Fernández, ha explicado a Europa Press que en la movilización han participado unos "60 coches y 20 motos", arrancando desde las instalaciones principales de la empresa, para recorrer Nervión, la Macarena, la Ronda Histórica o el centro, entre otros sectores de la ciudad hispalense.

En ese sentido, el líder de ASC ha señalado el creciente deterioro del "clima" social en Tussam, extremo del que ha culpado a la Gerencia de la entidad, toda vez que los sindicatos vienen lamentando el "incumplimiento de los acuerdos adquiridos" por el Ayuntamiento, socio único de Tussam, en febrero de 2020, poco antes de la irrupción de la pandemia y del primer estado de alarma para combatirla, situación que ha marcado el devenir de la empresa.

LOS ACUERDOS PREVIOS A LA PANDEMIA

A finales de enero de ese año, recordémoslo, los representantes de la plantilla de Tussam lograron un acuerdo con el edil de Movilidad y presidente del consejo de administración de la empresa, Juan Carlos Cabrera (PSOE), para esquivar las consecuencias de la temida "falta de financiación" de la empresa de cara al entonces nuevo ejercicio de 2020 y las reivindicaciones de la plantilla.

Aunque para 2020 las cuentas de Tussam subían de 72,2 a 80,9 millones el dinero destinado a la plantilla gracias a un alza del 9,5 por ciento en las transferencias del Ayuntamiento, los sindicatos avisaban entonces de que los presupuestos serían insuficientes, demandando un "incremento de las cuantías económicas de los trabajadores" y temiendo la posible "externalización" de líneas y la no renovación de los contratos de los trabajadores temporales incorporados merced a la bolsa de empleo, entre otros aspectos.

Tras la irrupción del Covid-19, la declaración del primer estado de alarma con las consecuentes limitaciones a la movilidad y el comienzo del segundo estado de alarma, Tussam cerró 2020 con una caída del 47 por ciento en su número de pasajeros, lo que se tradujo en un desplome del 48 por ciento en sus ingresos por la venta de títulos.

MÁS TRANSFERENCIAS DEL AYUNTAMIENTO

Como consecuencia de ello, y según indicaban a Europa Press fuentes municipales respecto a las cuentas de Tussam correspondientes a 2020, la empresa ha necesitado transferencias adicionales por importe de 20,3 millones de euros por parte del Ayuntamiento como socio único de la entidad, comenzado a aplicar finalmente el pasado mes de diciembre de 2020 el alza salarial acordada con la plantilla en enero del año pasado, antes de la irrupción del virus.

Frente a ello, los sindicatos aseguran que la empresa "se ha ahorrado siete millones de euros" en 2020 "a costa de los trabajadores y de escatimar en medidas" de seguridad frente al Covid-19, avisando de "recortes" a la plantilla tras el mencionado alza salarial, especialmente en lo que ha contrataciones temporales de la bolsa de empleo se refiere.

Isidro Fernández, en ese sentido, ha insistido en criticar esa política de "ahorro de costes sin sentido", avisando de las consecuencias de ello en materia de seguridad frente a la pandemia y la calidad del servicio.

Así, ha reclamado aspectos como nuevas contrataciones temporales en la bolsa de empleo para movilizar más autobuses y que los mismos cuenten con aforos más seguros, así como avances en la negociación del plan de jubilaciones parciales y del nuevo convenio colectivo, pues el actual aspiró en diciembre de 2019. De cara al nuevo texto, los sindicatos reclamarían aplicar un nuevo alza salarial del 0,9 por ciento merced a lo permitido por la regulación estatal.

De tal manera, Isidro Fernández ha lamentado la política de "recortes" de Tussam, reiterando que el "clima" laboral de la empresa sigue deteriorándose.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento