Investigan la muerte del conserje aplastado por un ascensor: este fue el fallo que pudo causar la tragedia

Hueco de un ascensor, en una imagen de archivo.
Hueco de un ascensor, en una imagen de archivo.
trougnouf (Benoit Brummer) / WIKIPEDIA

Las autoridades investigan las circunstancias en las que un conserje muriò este martes aplastado por un ascensor en un instituto de Asturias. Se trataba de una instalación que se usaba solo en contadas ocasiones, y cuyo mecanismo no se debió activar mientras la víctima estaba en el hueco.

Los hechos ocurrieron en el IES Monte Naranco de Oviedo. El conserje, José Antonio Cuendias, de 62 años, había abierto la instalación para recuperar un manojo de llaves que se había colado al hueco. Por circunstancias bajo investigación, el mecanismo se activó mientras él aún estaba dentro, aplastándolo.

De acuerdo con el diario asturiano El Comercio, cuando Cuendias se dispuso a recuperar las llaves, solicitó ayuda a una persona del centro, para que mantuviera abierta la puerta mientras él bajaba.

Bajó al hueco por su propio pie, sin ayuda. Sin embargo, al tratar de regresar se percató de que necesitaba una escalera, y le pidió a esa persona que fuera a buscarla. En un momento dado la puerta se cerró, y el ascensor comenzó a descender. 

El hombre murió en el acto. El personal del Monte Naranco comenzó a pedir ayuda y llamó a los servicios de emergencia, que lograron excarcelarlo pero solo para certificar su muerte. 

Los alumnos fueron desalojados y enviados a casa para evitar que fueran testigos de las operaciones de rescate, Este miércoles, el instituto tampoco ha tenido clases.

Fallo en el mecanismo

Los agentes investigan las circunstancias del suceso, porque cuando una persona accede al hueco, lo hace con una llave especial que permite que la cabina permanezca elevada. En principio, el uso de esta llave también mantiene el ascensor fuera de actividad.

De acuerdo con El Comercio, el ascensor del instituto estaba usualmente cerrado y solo se usaba para personas con problemas de movilidad.

Varios profesores y personal del centro lamentan el óbito. En declaraciones al diario asturiano han definido al fallecido como "un compañero extraordinario, comprometido, responsable" y una persona "muy carismática y entrañable".

La consejera de Educación, Carmen Suárez, se trasladó este martes al instituto para ofrecer apoyo a toda la comunidad educativa y mostrar sus condolencias al equipo directivo y a la familia del trabajador. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento