Hamás ha lanzado ya unos 1.600 cohetes contra Israel, el mayor ataque de su historia: "Ya estamos casi en una guerra"

Cohetes disparados por Hamás desde Gaza.
Cohetes disparados por Hamas desde Gaza.
EP
Israel y las milicias palestinas no mostraron este miércoles ninguna contención, pese a la muerte de civiles y las llamadas internacionales, e intensificaron durante este tercer día los ataques que encaminan este nuevo enfrentamiento a una cuarta guerra. (Vídeo: EFE. Imagen: MOHAMMED SABER - ATEF SAFADI)

Las milicias palestinas de Hamás (Movimiento de Resistencia Islámica) han lanzado en total unos 1.600 cohetes desde el enclave costero de Gaza contra territorio israelí desde el lunes, cuando se desató la nueva escalada de violencia en Oriente Próximo, según informó este miércoles por la noche el ejército de Israel. Cientos de estos cohetes fueron interceptados y 350 fueron lanzamientos fallidos que cayeron dentro de la propia Franja. Israel, por su parte, ha respondido con más de 500 bombardeos contra Gaza, de acuerdo con los datos proporcionados por sus propias fuerzas armadas.

El Ejército israelí aseguró que está actuando "bajo las mismas pautas [que en la guerra de 2014]" contra las milicias palestinas en Gaza, en la actual escalada de violencia, que había dejado hasta este miércoles por la noche al menos 67 palestinos (17 de ellos niños) y siete israelíes (incluyendo un niño de seis años) muertos.

Ni Israel ni las milicias palestinas mostraron este miércoles contención alguna, pese a la muerte de civiles y a las numerosas llamadas internacionales al cese de la violencia, e intensificaron durante este tercer día los ataques. La embajadora de Israel en España, Rodica Radian-Gordon, aseguró este mismo miércoles que la escalada ha llegado a una situación "extrema" e "inimaginable", que implica que "ya estamos casi en una guerra".

Sería la cuarta en algo más de una década. Las tres guerras anteriores, de 2008, 2012 y 2014, se saldaron con miles de muertos y heridos, especialmente en el lado palestino. La más sangrienta fue la última, con más de 2.200 víctimas fatales palestinas y 73 israelíes.

Los bombardeos israelíes de este miércoles, que incluyeron una operación de inteligencia contra "el mando militar supremo" de las Brigadas al Qasam, el brazo armado de Hamás, costaron la vida al comandante de la ciudad de Gaza, Bassem Issa. Isa, conocido como Abu Emad, era cercano al líder de la milicia, Mohamed Deif, y actual jefe de operaciones de las brigadas en la ciudad de Gaza que han dirigido ataques con cohetes desde el enclave contra Israel.

Por su parte, el brazo armado de Hamás disparó también este miércoles un misil antitanque -el segundo después del lanzado por la Yihad Islámica el lunes- contra un vehículo blindado militar y mató a un soldado israelí de 21 años.

De madrugada, las milicias lanzaron una nueva ráfaga que hizo sonar las alarmas en el área de Tel Aviv y que mató a un hombre y a su hija de 16 años, árabes israelíes, en la ciudad de Lod. Durante el día, 15 proyectiles fueron disparados hacia la ciudad israelí de Dimona, donde se ubica una planta nuclear, mientras subía la retórica de la guerra con amenazas y plazos de nuevos ataques.

Ya por la tarde, las milicias lanzaron 130 cohetes más contra las ciudades israelíes de Netivot, Sderot y Ashkelón, esta última especialmente castigada en la jornada del martes.

"Los terroristas de Gaza están disparando cohetes sin parar, mientras los civiles en el centro y sur de Israel pasan la noche en refugios para protegerse del lanzamiento", aseveraron las fuerzas israelíes a través de su perfil de Twitter.

La embajadora israelí en España insistió por su parte en que, de no haber sido por el sistema antimisiles de Israel, que tiene cerca de un 90% de efectividad, se habría producido una "auténtica catástrofe", ya que los cohetes apuntaban a los núcleos urbanos de Jerusalén y Tel Aviv, "dos líneas rojas muy claras".

Radian-Gordon consideró que el número de proyectiles que están disparando las milicias -más de un millar- tiene la intención de "saturar" el sistema de defensa antimisiles. "Es un ataque salvaje al que Israel no puede dejar de responder", advirtió.

El Ejército de Israel ha informado que han alcanzado varios objetivos y operativos terroristas en la Franja de Gaza en respuesta "a cientos de cohetes en las últimas 24 horas", en el que ha sido "el golpe más grande desde 2014", mientras el Ministerio de Salud palestino ha notificado la muerte de 35 personas como consecuencia de los violentos enfrentamientos.(Vídeo: EUROPA PRESS ( ISRAEL DEFENSE FORCE / YOUTUBE / TWITTER)

Derribo de otra torre en Gaza

Los bombardeos israelíes en el bloqueado y superpoblado enclave palestino fueron especialmente intensos durante cuatro horas este miércoles por la mañana en la ciudad de Gaza, y continuaron intermitentemente durante el día, causando la muerte de tres menores.

Una cuarta torre de 14 plantas, Al Shuruq, se derrumbó tras ser bombardeada, después de haber recibido una orden de evacuación. En total, 500 edificios residenciales y 52 instalaciones gubernamentales, principalmente estaciones de policía y asociaciones de Hamás, han sido bombardeados en esta escalada.

Los bombardeos israelíes contra el bloqueado y superpoblado enclave palestino de Gaza fueron especialmente intensos durante cuatro horas este miércoles or la mañana y continuaron intermitentemente durante el día, causando la muerte de tres menores. Además, una cuarta torre de 14 plantas, Al Shuruq, se derrumbó tras ser bombardeada, después de haber recibido una orden de evacuación. (Vídeo: EFE)

El Ejército israelí llevó a cabo asimismo una operación junto a los servicios de inteligencia que mató simultáneamente a 10 comandantes militares, de los cuales cuatro eran encargados de investigación y desarrollo y producción.

Según el portavoz militar israelí Jonathan Conricus, desde el lunes al menos 25 milicianos "de diversos rangos y antigüedad, pertenecientes a Hamás y la Yihad Islámica" han muerto en ataques selectivos.

Sin vistas de alto el fuego

Según el diario digital Ynet, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, habría confirmado este miércoles al gabinete de seguridad que rechazó una propuesta de Rusia para alcanzar un alto el fuego. Además, el mismo medio informó de que el gabinete aprobó, también este miércoles, un plan para intensificar los ataques sobre las milicias palestinas en el enclave.

Israel habría rechazado asimismo la propuesta planteada por la ONU y Egipto de un alto el fuego con Hamás, según informó la agencia de noticias turca Anadolu y recogieron medios israelíes. Presuntamente, Egipto y Naciones Unidas estarían trabajando para lograr detener la escalada de tensiones vivida desde el lunes.

Por su parte, el movimiento islamista Hamás, que gobierna en Gaza, aseguró que no aceptará una tregua hasta que paren los bombardeos. El número dos de la organización, Salah al Arouri, dijo este miércoles en una entrevista con el canal de televisión Al Aqsa TV que los cohetes y misiles disparados en los últimos días son "existencias viejas" de las cuales querían deshacerse y que aún no han disparado el arsenal más nuevo.

El portavoz de Hamás, Hazem Qasem, en declaraciones a Sputnik, celebró las acciones de palestinos que "se han rebelado contra la ocupación en Lod, Rahat, Acre, Umm al Fahm y otras ciudades y localidades en el territorio de la Palestina ocupada".

"Esto representa la solidaridad con Jerusalén, Gaza y Cisjordania que otra vez confirma la unidad de nuestro pueblo y el hecho de que Jerusalén es el problema nacional más importante para cada uno de nosotros", afirmó el portavoz. El movimiento islamista insistió en sus demandas de parar "la represión en Jerusalén", recordando las protestas y disturbios de estas semanas previas que han sido el detonante de esta nueva escalada de violencia.

Mediación internacional y apoyo de Biden a Israel

"Estamos avanzando hacia una guerra a gran escala. Los líderes de todos los bandos tienen que asumir la responsabilidad de una desescalada", pidió este miércoles el enviado de la ONU para Oriente Medio, Tor Wennesland.

Estados Unidos, por su parte, enviará "inmediatamente" al subsecretario adjunto para Asuntos Palestinos e Israelíes del Departamento de Estado, Hady Amr, a la región para mediar en el conflicto y reunirse con líderes israelíes y palestinos. En cualquier caso, el presidente estadoundiense, Joe Biden, transmitió este miércoles al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, su apoyo "sin fisuras" a la seguridad de Israel. La Casa Blanca informó en un comunicado de que durante su conversación telefónica Biden expresó su respaldo "al derecho de Israel a defenderse a sí mismo y a su pueblo, al tiempo que protege a los civiles".

Mientras, una delegación de seguridad egipcia acudió este miércoles a la Franja de Gaza en una visita breve en la que se reunieron con las facciones palestinas para llegar a un acuerdo de alto el fuego con Israel, para el que intentan mediar junto a Catar y la ONU.

Linchamientos entre árabes y judíos

Por otra parte, grupos de ciudadanos árabes y judíos de Israel se enfrentaron este miércoles en distintas partes del país, incluyendo linchamientos en dos ciudades, Bat Yam y Acre, cuyas imágenes recorrieron las redes sociales. En el primer caso la víctima fue un árabe y en el segundo, un judío. Ambos se encontrarían en estado grave.

"Nada justifica el linchamiento de judíos por parte de árabes y nada justifica el linchamiento de árabes por parte de judíos", dijo Netanyahu, sobre los incidentes.

Grupos de judíos y de árabes israelíes (autóctonos o descendientes que se quedaron tras la creación del Estado de Israel en 1948 y que tienen una fuerte identidad palestina) se enfrentaron entre sí y con las fuerzas de seguridad, y hasta el momento más de 370 han sido arrestados en distintas partes del país.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento