Sánchez sostiene que la alarma es "el pasado" y que las autonomías pueden hacer frente al virus y al caos jurídico

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez
EFE
Pedro Sánchez sale a recibir al presidente argentino, Alberto Fernández,
Ballesteros / EFE

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó este martes que el estado de alarma es el "pasado" e insistió en la idea de que las comunidades autónomas tiene suficientes herramientas para controlar la pandemia en ausencia de ese paraguas jurídico, que decayó el pasado domingo, y pese a que en las últimas horas se han producido resoluciones contradictorias por parte de distintos tribunales superiores autonómicos.

Preguntado por qué hará el Ejecutivo si el Supremo -que tiene la última palabra sobre la posibilidad de implementar cierres perimetrales o toques de queda- tumba estas medidas, Sánchez descartó un nuevo estado de alarma en todo el país e insistió en que las autonomías tienen "suficientes herramientas" para controlar la pandemia con las vacunas y con los acuerdos que se adopten en el Consejo Interterritorial de Sanidad.

En una breve comparecencia en La Monclao junto al presidente de Argentina, Alberto Fernández, de visita oficial en España, Sánchez dijo que una ley ordinaria no puede sustituir a la Constitución -"es de primero de derecho", dijo- y sostuvo que estamos en "una nueva etapa" marcada por la vacunación.

Agregó que, "con o sin estado de alarma", las comunidades tienen "amplios instrumentos para afrontar la pandemia", dijo que los acuerdos del Consejo Interterritorial de Sanidad permiten hacer frente al virus "con garantías", y apeló a "continuar siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Asimismo, el líder del Ejecutivo pidió "coherencia a la oposición": "No puede ser que la oposición eche de menos el estado de alarma y que, cuando propuse un estado de alarma de seis meses, votaran en contra", incidió.

Ya este lunes, Sánchez reiteró que "todas las comunidades autónomas tienen los instrumentos suficientes para hacer frente a la pandemia", ante las críticas de varios presidentes autonómicos que han considerado precipitado el levantamiento del estado de alarma este pasado sábado.

El líder del Ejecutivo rectificó así las declaraciones del ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que señaló en una columna en 'El País' que "se estudiarán y propondrán en las Cortes" los cambios legales necesarios en función de las resoluciones del Supremo respecto a las restricciones en cada territorio. Posteriormente, el propio Campo negó que vaya a haber reforma legal alguna.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento