A juicio dos acusados de desobedecer al guarda rural que les pidió que se alejasen de una osa y su cría

La Fiscalía del Principado de Asturias solicita la condena de dos acusados de desobedecer al guarda del medio natural que les pidió que se alejasen de una osa y su cría mientras les hacían fotos, en Monasterio de Hermo, en Cangas del Narcea. Uno de ellos está acusado además de un delito de injurias contra agente de la autoridad en el ejercicio de su cargo y de un delito leve de coacciones. La vista oral está señalada para este miércoles 12 de mayo de 2021, en el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, a las 9.30 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que, en la mañana del día 12 de junio de 2019, un guarda del medio natural se encontraba de servicio y con uniforme oficial en la zona del cementerio de Monasterio de Hermo, en la pista que conduce a las Brañas del Narcea, actualmente de uso ganadero. Sobre las diez de la mañana observó a los dos acusados, junto a otra persona contra la que no se dirige esta calificación, que se habían colocado a unos 65 metros de donde estaban una osa acompañada de una cría, provistos de dos cámaras con teleobjetivos.

Según recoge el fiscal, el agente les indicó que tenían que retirarse, que allí estaban muy cerca y podían molestar a los animales.

Como quiera que los acusados, transcurrido un tiempo, permanecían en el mismo sitio sin retirarse como se les había indicado, el guarda del medio natural les pidió que se identificaran. uno de los acusados le dijo entonces que tenía una autorización de la Administración para realizar fotografías a los osos, por lo que el guarda le pidió que se la mostrase y que se identificase, contestando el hombre, en tono de desprecio, que no le iba a dar nada, que no les molestase, que le iba a denunciar, añadiendo: "Esto lo arregla mi padre y prepárate si tienes antecedentes".

El agente les pidió de nuevo que se identificaran, negándose ambos, y pese a que el guarda del medio natural les enseñó su NIP profesional que llevaba en su forro polar oficial y les mostró su carnet profesional, que le acredita como agente de la autoridad, el acusado le contestó entonces que no tenía autorización de la Administración para hacer fotografías a los osos y que no se iba a identificar, manifestando que "vosotros sois unos mierdas, que sé yo bien la clase de sinvergüenza que eres tú, lárgate de aquí".

Ante esta situación, el agente de la Guardería decidió grabar con el teléfono oficial el audio del momento, procediendo el acusado a arrebatárselo del bolso del forro polar. El agente le pidió que se lo devolviera, haciendo el procesado caso omiso a la petición, por lo que el agente tuvo que arrebatárselo de las manos tras un pequeño forcejeo.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito de desobediencia, un delito de injurias contra agente de la autoridad en el ejercicio de su cargo y un delito leve de coacciones. Del delito de desobediencia responden ambos acusados en concepto de autores. Del delito de injurias y coacciones responde uno de los procesados.

Así, el fiscal solicita para uno de ellos por el delito de desobediencia, la pena de nueve meses de multa, a razón de diez euros diarios, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago; por el delito de injurias, la pena de cuatro meses de multa, a razón de diez euros diarios, y por el delito leve de coacciones, la pena de tres meses de multa, a razón de diez euros diarios.

Para el otro acusado solicita por el delito de desobediencia, la pena de nueve meses de multa, a razón de diez euros diarios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento