Moreno apuesta por el toque de queda si la tasa de contagios crece en Andalucía

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, saluda a varias personas en el centro de Sevilla.
El presidente de la Junta, Juanma Moreno, saluda a varias personas en el centro de Sevilla.
JOSÉ MANUEL VIDAL/EFE

"Miedo". Es lo que el presidente de la Junta, Juanma Moreno, aseguró este lunes haber sentido tras las imágenes del pasado fin de semana, que achacó a la "alarmante improvisación" del Gobierno central, a su "falta de interés y de sentido de la responsabilidad". Tras la caída del estado de alarma el domingo y las aglomeraciones de jóvenes en la calle y en domicilios sin límite horario ni de personas por reunión, el presidente andaluz consideró que esa reacción "era previsible", ya que "han sido muchos meses en los que una parte importante de la población, los jóvenes, tenían ganas de salir".

Moreno recordó que actualmente las comunidades solo pueden "cerrar la restauración y el comercio", y calificó como "imposible" restringir las horas de ocio nocturno en la vía pública, ya que los jóvenes "pueden salir hasta la hora que les plazca" y "800 jóvenes concentrados tomando alcohol no podemos evitarlos", pese a que Andalucía cuenta con una Ley Antibotellón desde el año 2006 que prohíbe este tipo de concentraciones en la calle. 

Respecto a la reapertura de las discotecas y bares de copas este fin de semana hasta las 2.00 horas, Moreno aseguró que la decisión de la Junta, por consejo de los expertos, pretende intentar "encauzar" el ocio nocturno y evitar los botellones, para que los jóvenes estén en lugares "reglados" y con las medidas sanitarias necesarias.

Toque de queda

Así, ante lo que calificó como una "conjugación explosiva" de jóvenes y alcohol, Moreno se cuestionó "qué hubiera costado alargar un mes más el estado de alarma", cuyo fin, dijo, ha llegado de forma "unilateral y sin consenso con las comunidades autónomas".

El presidente de la Junta volvió a insistir en que el toque de queda, al igual que "el cierre perimetral para limitar la movilidad de los ciudadanos", ha sido un "instrumento de importancia, que ha sido muy útil contra la pandemia", por lo que abogó por su "disponibilidad para las comunidades autónomas si la tasa de contagios es muy alta". En este sentido, incidió, "si hubiese un rebrote importante en Andalucía que pusiese en peligro la vida de los andaluces pondré todos los recursos a mi alcance", incluida la limitación de la movilidad nocturna.

"Nos hemos dejado la piel para llegar en condiciones óptimas", concluyó Moreno, quien habló de "sufrimiento" ante la posibilidad de perder la temporada de verano si ahora hubiera un "rebrote importante".

Por su parte, la federación Andalucía de Noche hizo un balance "agridulce" del primer fin de semana de reapertura, mostrándose "contentos de ser parte de la solución", pero "fastidiados" por tener que cerrar a las 2.00 horas. Y es que el sector considera que es "mucho más inteligente retrasar el cierre a las siete de la mañana y que la gente se vaya yendo escalonadamente, que echar a la calle a todo el mundo a la vez en un momento en el que no se van a ir a dormir".

Mientras, la Asociación de Hosteleros de Sevilla se mostró "indignada" ante los "desmadres" del pasado fin de semana, y calificó de "lamentable" que "haya tanta gente tan imprudente a estas alturas". Además, y tras recordar que aún hay muchos hospitalizados y en UCI por culpa del virus, el sector señaló que, si se incrementan los contagios, "la hostelería será la primera en pagar las consecuencias".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento