Una moto, entre dos coches.
El PSOE acepta la reclamación de la oposición de incluir a motocicletas y ciclomotores en las ayudas directas. EFE
Aún resuena la confusión en concesionarios y ciudadanos de la entrada en vigor de las ayudas a la compra de un vehículo nuevo, pero el PSOE ha dado un paso más y ha registrado una enmienda a sus propuestas de resolución al Debate sobre el estado de la Nación en la que acepta la reclamación de la oposición de incluir a motocicletas y ciclomotores en las ayudas directas a la compra de vehículos que contempla el Plan2000E.

El PSOE quiere un sistema de ayudas similar al previsto para el resto de vehículos
El PSOE aboga porque el Gobierno mantenga "conversaciones con el subsector" y la comunidades autónomas para establecer un sistema de ayudas similar al previsto para el resto de vehículos. Sin embargo, el texto socialista no define el diseño del nuevo plan.

El Plan 2000E cuenta con la garantía de una ayuda mínima para la compra de coches de 1.500 euros, 500 aportados por el Gobierno central y 1.000 por los fabricantes. Algunas comunidades se sumarán con otros 500 euros, para alcanzar así los 2.000 euros previstos por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, mientras que otras sumarán sus propios incentivos. Varias, finalmente, han rechazado estas posibilidades.

Los grupos parlamentario del PP, CiU y ERC-IU-ICV coincidían en la necesidad de apoyar la adquisición de los vehículos de dos ruedas con una subvención directa de, al menos, 500 euros. Además, el PP y CiU reclaman que se duplique la aportación de la Administración central.