Educación y Salud trabajan en un plan de salud mental que abordará el estrés, la ansiedad y la angustia por la pandemia

  • Bargalló confía avanzar hacia la gratuidad del 0-3 empezando por el P-2 y aplicándola gradualmente.
Pla mitjà del conseller d'Educació en funcions, Josep Bargalló. Imatge del 4 de maig dle 2021. (horitzontal)
Conseller de Educació en funciones, Josep Bargalló.
ACN

Los Departamentos de Educación y Salud trabajan en un plan general de salud mental para aplicar en los centros escolares. Los trabajos para este nuevo abordaje habían empezado antes de la pandemia, pero la covid los paró, y hace un tiempo que se han retomado "con más fuerza", según ha explicado en una entrevista a la ACN el conseller de Educación en funciones, Josep Bargalló.

Precisamente, este plan tiene que servir también para abordar la "incidencia" que la pandemia ha dejado en los centros educativos, donde se han detectado "más conductas disruptivas" relacionadas directamente con la situación vivida. Por otro lado, Bargalló se muestra convencido que se establecerá la gratuidad y universalización del 0-3, que empezaría por P-2 y que se aplicaría de forma gradual.

Los resultados preliminares de un estudio elaborado por el Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo apuntaban que los estudiantes de 4.º de ESO de centros de alta complejidad presentaron más angustia, estrés y ansiedad en la vuelta a los centros después del confinamiento. Y es que tanto el confinamiento como las consecuencias generales de la pandemia tienen efectos en la salud mental de toda la población, y los escolares no son una excepción.

En este sentido, el consejero en funciones reconoce que desde la vuelta en las aulas el septiembre pasado se han detectado más conductas disruptivas, grupos más afectados afectivamente que otros. Ha puntualizado, pero, que si las escuelas no hubieran abierto "habría estado peor". Parte de estas conductas se han podido tratar en la escuela, pero admite que el abordaje ha estado "seguramente insuficiente", porque tanto Salud como Educación se han centrado "fuertemente" a parar la incidencia del virus.

Si las escuelas no hubieran abierto "habría estado peor"

Hasta ahora, Educación ha ido tratando los problemas que ha ido detectando, "algunos más graves que otros", y poniendo servicios especiales en aquellos centros que lo han necesitado. El objetivo, pero, es terminar un plan general de salud mental que permita a Salud tener servicios específicos que, en coordinación con Educación, puedan ir a las escuelas cuando sea necesario. "Tenemos 5.400 centros y pico, no tendremos 5.500 psicólogos", añade. La idea es un servicio que trabaje "colectivamente y esté a disposición de la escuela".

Hacia la gratuidad de 0-3 años

Otro tema que el conseller tiene sobre la mesa es la gratuidad y universalización de la etapa educativa de 0 a 3 años. Bargalló se ha mostrado convencido que esto será una realidad en un periodo breve de tiempo siempre que acaben confluyendo dos factores. Por un lado, ha expresado la "promesa" del vicepresidente con funciones de presidente, Pere Aragonès, de trabajar de manera progresiva por este objetivo si es presidente. Esto tiene que coincidir con la materialización de los fondos Next Generation para poder sufragar la puesta en marcha de esta gratuidad.

Sobre este último aspecto, Bargalló ha explicado que hace falta que el gobierno español se acabe de aclarar tanto con Europa como con el resto del Estado, puesto que la primera opción del ejecutivo de Pedro Sánchez era crear más plazas de escuela cuna. Unas plazas que el consejero afirma que Cataluña, en líneas generales, no necesita. "Con la bajada demográfica y la actual oferta hay exceso de plazas en algunos lugares, no crearemos más, necesitamos que sean gratuitas", ha manifestado.

"Si se cumplen las dos premisas iremos hacia un 0-3 universal y gratuito, con las actuales plazas, pero también en centros que irán perdiendo ocupación por la caída de P3", añade. Así, el modelo que propone Bargalló pasaría por empezar con la gratuidad del último año antes de acceder a P3 y continuar su aplicación de manera progresiva. Se iría "hacia una concepción conjunta del ciclo de infantil", que en algunos lugares implicaría que esta etapa entrara en los centros escolares -donde irán quedando espacios libres por la reducción de la natalidad-, mientras que en otros se mantendría en edificios exteriores.

En este último contexto pueden jugar un papel importante los hogares de niños que actualmente son privados y que podrían vivir un proceso de concertación. En todo caso, ha apuntado que todos estos aspectos "se tienen que trabajar muy bien".

Educación ya hizo un estudio hace un año y medio sobre la gratuidad del P2 y en base a esto y la realidad actual –menos demografía, promesa de destinar más recursos en futuros presupuestos y fondos Next Generation-, Bargalló ha afirmado que es un objetivo que " estará". "No tiene que ser difícil poderlo hacer", ha insistido.

30 propuestas para pasar a la pública en estudio

Por otro lado, el Departamento de Educación ha recibido unas treinta peticiones de centros escolares privados para pasar en la red pública. El próximo curso se ha dado el visto bueno a cinco casos, y de esta treintena que ahora se estudian hay que no cumplen los criterios necesarios para hacer efectivo el paso. El consejero ha concretado que el primero que se mira es si el hecho que cierren estos centros genera problemas de escolarización en la zona y, en segundo lugar, que los edificios sean viables. Todo esto, previa petición del centro.

De las que se encuentran en estudio que sí que cumplen estos criterios, se está hablando sobre cuando se podría hacer efectivo el paso en la red pública.

Estudiar una nueva jornada escolar

Entre los temas en análisis también hay la jornada escolar. El Departamento ha decidido prorrogar la prueba piloto que se lleva a cabo en algunos centros escolares y que se puso en marcha hace unos seis años. Y es que el consejero ha constatado que una medida así no se puede evaluar teniendo en cuenta que los dos últimos años no han sido normales por la pandemia.

Esta es, pues, una cuestión abierta, pero que Bargalló defiende que no se puede debatir "a través de tuits", sino con un debate sereno y profundo y con el alumno y sus necesidades en el centro. El conseller ha considerado que Cataluña se tendría que acercar probablemente a la media europea de horas lectivas, por debajo de la catalana; que seguramente hay que resolver un espacio del mediodía excesivamente largo y el hecho que haya alumnos que salen de casa a las 7.00 horas y vuelven a las 17.00 "sin comer caliente".

Ha apuntado también que el horario por la tarde podría acabar antes, pero ha pedido tener en cuenta que según qué jornadas pueden agraviar la segregación en las actividades extraescolares.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento