El Gobierno se abre ahora a "cambios legales" si el Supremo no avala el toque de queda o los cierres perimetrales

Dos jóvenes disfrutan de la noche encima de amigos suyos en una Plaza Mayor en Salamanca repleta de personas tras el fin del estado de alarma.
Dos jóvenes disfrutan de la noche encima de amigos, en la Plaza Mayor de Salamanca.
EFE
Dos jóvenes disfrutan de la noche encima de amigos, en la Plaza Mayor de Salamanca.
ATLAS

El Gobierno ha reaccionado tras el descontrol registrado el fin de semana pasado por el final del estado de alarma, con los macrobotellones y aglomeraciones registrados en varias ciudades. En declaraciones de los ministros de Justicia, Juan Carlos Campo, e Interior, Fernando Grande-Marlaska, el Ejecutivo se ha abierto a hacer "cambios legales" para afrontar la pandemia de coronavirus en caso de que el Tribunal Supremo no ratifique las medidas más restrictivas que ya han solicitado algunas comunidades e incluso a apoyar un nuevo estado de alarma si alguna comunidad lo pide.

El titular de Justicia ha defendido en una tribuna publicada en el diario El País que es "razonable que si hay disparidad de criterios" sea el Alto Tribunal el que "marque la pauta común". "¿Quién si no iba a hacerlo?", se ha preguntado. También el responsable de Interior ha valorado positivamente la decisión del Ejecutivo de darle la última palabra al Supremo aunque ha dicho que valorarán los cambios legislativos en caso de que el Alto Tribunal no ratifique el toque de queda o los cierres perimetrales, las medidas más restrictivas de derechos fundamentales que los expertos defienden no aplicar sin el paraguas jurídico que supone el estado de alarma.

Desde Valladolid, Marlaska ha dicho que hay "suficientes" posibilidades dentro del arco normativo "para responder a la situación actual, que no es la de octubre". "Cuando el Supremo se pronuncie sobre el alcance de la normativa actualmente vigente, lo valoraremos [en referencia al cambio de la ley", ha señalado en un acto en el que ha puesto en valor las soluciones dadas por Campo en el artículo.

El titular de Justicia ha recordado que los gobiernos autonómicos tienen la posibilidad de solicitar la declaración del estado de alarma para su territorio. "Una posibilidad específicamente prevista" en la "legislación" que el Gobierno "ya se ha comprometido a apoyar", ha señalado.

En esta línea, Campo ha dejado claro que hoy por hoy no hay "ni jueces gobernando, ni dejación de responsabilidades o abandono de los gobiernos autonómicos". "Lo que hay, simplemente, es una buena noticia. Salimos de la excepcionalidad, porque la situación sanitaria lo permite, y volvemos a normas ordinarias de nuestro Estado de derecho", ha sostenido.

Eso sí, Campo también ha dejado la puerta entreabierta a la posibilidad de que el Ejecutivo realice modificaciones legales adicionales que sean propuestas a las Cortes, como ha pedido el Partido Popular, que solicitaba un plan jurídico alternativo ante el fin del estado de alarma el pasado 9 de mayo.

"No hay jueces gobernando, ni dejación de responsabilidades o abandono de los gobiernos autonómicos"

Así, el ministro ha lamentado que la oposición haya "jugado en todos estos meses a la contra", utilizando "la pandemia como oportunidad para el ataque político permanente". "Pero la irresponsabilidad y la deslealtad de la oposición no eximen de responsabilidad al Gobierno. El derecho de excepción solo debe permanecer el tiempo que resulte absolutamente imprescindible", ha añadido.

Un nuevo estado de alarma

No obstante, y pese a abrirse a cambios legislativos, Campo ha insistido en que los presidentes autonómicos cuentan con "mecanismos suficientes" en el ordenamiento jurídico para afrontar "la fase de la pandemia" actual. "Esa normalidad pasa porque las autoridades vuelvan a ejercer, fuera ya del estado de alarma, sus competencias en salud pública", ha zanjado.

Por su parte, el ministro de Política Territorial y Función Pública, Miquel Iceta, ha opinado que "en este momento no toca" un estado de alarma generalizado, si bien ha precisado que, "si el lehendakari o cualquier presidente autonómico lo plantease" para su comunidad, "el Gobierno lo estudiaría y lo apoyaría".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, el ministro ha insistido en que, tras la conclusión del estado de alarma el pasado día 9, hay "instrumentos suficientes" para tomar las medidas que eviten la expansión de la pandemia.

De este modo, ha afirmado que, si bien el estado de alarma permite el toque de queda y la perimetración "extensiva", sí hay, "hasta llegar a este punto, muchísimas medidas" que las comunidades autónomas pueden adoptar.

Asimismo, ha recordado que se ha abierto la posibilidad de que las comunidades recurran en casación al Tribunal Supremo, ante los criterios "no homogéneos" de los tribunales superiores de justicia sobre las restricciones que adoptan. "Si viésemos que eso no funciona suficientemente, habría que ver si corresponde tomar alguna reforma legislativa", ha señalado en la línea con lo expuesto por el ministro de Justicia.

Iceta ha explicado que también las comunidades pueden pedir que se aplique el estado de alarma en su territorio, aunque, por su parte, ha opinado que "no es momento de estado de alarma". "Yo creo que en este momento no toca pero si el lehendakari o cualquier presidente autonómico lo plantease, el Gobierno lo estudiaría y lo apoyaría", ha asegurado.

Respecto a la posibilidad de un estado de alarma para todo el estado, ha manifestado que, "en estos momentos, no se plantea" y no se prevé que "se pueda reanudar en los próximos meses", si bien ha precisado que "desde luego las autoridades sanitarias tienen que ir reaccionando conforme la evolución de la pandemia. 

Disposición del PP

Desde la oposición, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha mostrado la disposición del PP para hablar con el Gobierno para cambiar la ley y dar seguridad a las comunidades autónomas tras el fin del estado de alarma, pero ha ofrecido la propuesta del Grupo Popular que está ya registrada en el Congreso. Según ha añadido, la proposición del PP se puede debatir ya y "en 15 días se acaba con este caos".

"Lo tenemos muy fácil. El PP ha registrado una proposición de ley y en 15 días puede entrar en vigor. El Gobierno es que no tiene ni que hacer el trabajo, está registrada y consultada con los principales juristas de este país", ha declarado García Egea en una entrevista en la Cadena Ser, que ha recogido Europa Press.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha afirmado por su parte que las primeras horas sin estado de alarma confirman que la decisión "unilateral del Gobierno de España deja a las comunidades autónomas sin un instrumento jurídico claro para luchar contra la pandemia y esperando a que la Justicia interprete la ley".

En su cuenta de Twitter, Moreno ha incidido en que las primeras horas sin estado de alarma han confirmado lo que la Junta ha venido avisando desde que el Gobierno decidió que decayera el 9 de mayo.

Ante el fin del estado de alarma este domingo a las 00.00 horas, la Junta de Andalucía decidió cerrar perimetralmente cuatro municipios de la comunidad que tienen más de mil casos de covid-19 por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días, una medida para la que pidió ratificación judicial.

Los comités territoriales de Salud Pública acordaron el pasado sábado restringir la libertad de movimiento y el cierre de la actividad no esencial de Bornos y Villamartín, en la provincia de Cádiz; Castro del Río, en Córdoba; y Montefrío, en Granada.

Medidas como el cierre perimetral o el toque de queda necesitan ser ratificados por la autoridad judicial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento