Denunciado un conductor de 19 años por circular con tres jóvenes en el capó mientras se grababan con un móvil

  • Un conductor alertó sobre las 4.15 horas del pasado domingo al 092 tras cruzarse con el vehículo.
La Policía Local de Sevilla ha denunciado por un delito contra la seguridad vial a un conductor novel, de 19 años de edad, que circulaba en las inmediaciones de la A-4 con tres amigos sobre el capó mientras se grababan con un teléfono móvil, para publicar después un vídeo viral en redes sociales.
La Policía Local de Sevilla ha denunciado por un delito contra la seguridad vial a un conductor novel, de 19 años de edad, que circulaba en las inmediaciones de la A-4 con tres amigos sobre el capó mientras se grababan con un teléfono móvil, para publicar después un vídeo viral en redes sociales.
Denunciado por circular con tres personas en el capó

La Policía Local de Sevilla ha denunciado por un delito contra la seguridad vial a un conductor novel de 19 años de edad que circulaba en las inmediaciones de la A-4 con tres jóvenes sobre el capó mientras se grababan con un teléfono móvil para publicar después un vídeo viral en redes sociales.

Según informa Emergencias Sevilla en su perfil de Facebook, un conductor alertó sobre las 04.15 horas del pasado domingo al 092 tras cruzarse cuando circulaba por la calle Tigris con un turismo en el que tres jóvenes iban subidos sobre el capó delantero y que continuó en dirección al aeropuerto.

Efectivos de la Policía Local se desplegaron por la zona y localizaron al turismo en cuestión estacionado en las inmediaciones de un centro comercial y a sus ocupantes consumiendo bebidas alcohólicas. Al percatarse de la presencia policial, los jóvenes huyeron ocultándose en los bajos de un puente donde fueron localizados por los agentes.

Según las primeras investigaciones, el conductor denunciado, un varón de 19 años de edad y con menos de un año de permiso de conducir, circulaba por la calle Tigris utilizando el coche de su padre trasladando a tres jóvenes --dos de 19 años y otro de 20-- sobre el capó delantero mientras se grababan en el teléfono móvil para publicarlo en las redes sociales y hacerlo viral.

Los agentes sometieron al conductor, que presentaba síntomas evidentes de haber bebido, a la prueba de alcoholemia superando la tasa máxima de alcoholemia permitida. El teléfono utilizado para la grabación fue intervenido y remitido a la autoridad judicial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento