Empleados de Podemos declaran que Neurona sí hizo los trabajos que se le pagaron y el partido pide cerrar la causa

  • Una docena de trabajadores declara que los empleados de Neurona sí hicieron los trabajos por valor de 360.000 euros.
  • ​Vox dice que ha habido "contradicciones" y pide que continúen unas pesquisas que el abogado morado da por finalizadas.
El hasta este martes líder de Podemos, Pablo Iglesias.
El hasta este martes líder de Podemos, Pablo Iglesias.
EFE

Una docena de trabajadores que formaron parte del equipo de campaña de Podemos para las elecciones generales del 28 de abril de 2019 han declarado este viernes ante el juez Juan José Escalonilla que Neurona sí realizó los trabajos electorales por los que la consultora recibió 360.000 euros. El magistrado del Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid lleva meses tratando de dilucidar si esos trabajos se realizaron, si se abonaron correctamente y si el partido pudo llegar a financiarse a través de esa consultora, a la que se contrató en vísperas de aquellos comicios.

"Ha quedado acreditado que el contrato se realizó y que Neurona prestó los trabajos", ha declarado el abogado de la formación, Raúl Maíllo, a la salida de los juzgados de Plaza Castilla. Los testigos, que fueron propuestos por Podemos, "han hablado cada uno de su tarea", ha asegurado Maíllo en respuesta las declaraciones de la abogada de Vox, Marta Castro, que ha señalado que han caído en "contradicciones".

En declaraciones a los medios, Castro ha señalado que, aunque los trabajadores sí han identificado a otros empleados de Neurona, "no han sabido detallar qué trabajos hicieron uno y otro". "Creemos que sigue existiendo esa duplicidad de trabajos", ha dicho a los medios de comunicación, abogando por continuar con las pesquisas.

Maíllo, en cambio, ha apostado por poner fin a la instrucción, citando los pasos que ha dado la formación para acreditar que los trabajos de Neurona no fueron simulados. La UDEF cuestionó esos trabajos, aunque la Policía Científica sí los avaló. El cuerpo, de hecho, investigó un total de 709 imágenes, 304 vídeos y 69 documentos entregados por la formación, y acreditó que "la mayoría de archivos fueron creados entre los meses de marzo y abril de 2019", semanas antes de la celebración de los comicios en los que Podemos sacó 42 diputados.

También concluyó el cuerpo policial que "la mayoría" de los archivos fueron "modificados" en esas semanas y señala que "si un archivo no modifica posteriormente su creación, la fecha de modificación coincide con la de creación". "Se exigieron los productos y se acreditaron [los trabajos de Neurona], cuestionaron su naturaleza y se acreditó, y hoy se ha cerrado cualquier atisbo" de delito, ha insistido Maíllo.

La investigación judicial de Neurona se inició por dos vías. Primero fue el exabogado de la formación, José Manuel Calvente, quien denunció la contratación, supuestamente ficticia, de la consultora Neurona. Calvente declaró que que pudo haber "contrataciones ilícitas" para simular gastos y obtener así "comisiones". Asimismo, también la Fiscalía del Tribunal de Cuentas pidió que se investigara este pago de más de 360.000 euros al no tener competencias.

De las demás denuncias de Calvente, casi todas han sido archivadas: el presunto acceso sin permiso al disco duro de una trabajadora; irregularidades en los contratos firmados con la consultora ABD Europa para las elecciones generales de abril de 2019; y presuntos sobrecostes en la reforma de la sede del partido. Sí sigue el proceso de investigación de la supuesta caja b de Podemos. Esta investigación fue sobreseída, pero la Audiencia Provincial de Madrid ordenó reabrir la causa hace menos de un mes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento