Así es el plan de Ayuso para los madrileños: bajadas de IRPF, ayudas directas, deducciones a vivienda...

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el Comité Ejecutivo Nacional.
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en el Comité Ejecutivo Nacional.
Twitter / PP Madrid

La arrolladora victoria en las elecciones del 4-M de la candidata popular a la reelección en la presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que al sumar más escaños que la izquierda en los comicios del martes podrá gobernar en solitario con solo tener la abstención de Vox, lo que supone que podrá poner en marcha el plan económico que hasta ahora no había sido capaz de desarrollar al depender de sus exsocios de gobierno.

Dentro del programa económico de corte liberal del que hace gala Ayuso, la joya de la corona de su estrategia es una política fiscal tendente a la progresiva reducción de todos los tributos que están en su mano. De hecho, en sus primeras declaraciones a la prensa tras descender de la celebración en el balcón de Génova durante la noche electoral, la presidenta regional avanzó que entre sus prioridades para el nuevo mandato está "bajar impuestos".

Para cumplir con esas promesas, Ayuso tendrá que bajar medio punto el tipo de IRPF a todos los tramos de renta, lo que supone bajar los impuestos a los tres millones de madrileños, y también tendrá que aprobar nuevas deducciones a familias, arrendadores, jóvenes (para favorecer su acceso a vivienda y estudios, por ejemplo) y emprendedores y nuevas empresas que creen empleo en la región.

Bajada del tramo autonómico del IRPF de 2,5 puntos

Se reducirán todos los tramos de la tarifa en medio punto y los contribuyentes pagarán hasta un 5,5% menos. Esta medida beneficiará a tres millones de madrileños; es decir, a todos los contribuyentes del IRPF.

A lo largo de la Legislatura, se reducirán medio punto todos los tipos marginales aplicables en cada tramo de la escala autonómica del IRPF. La medida será compatible con las nuevas deducciones a las familias, a los jóvenes y para favorecer la iniciativa empresarial.

Ampliación de las deducciones por alquiler

Los jóvenes madrileños que vivan de alquiler podrán deducirse en el IRPF hasta un máximo de 1.200 euros, un 20% más del límite actual. Además, esta deducción por arrendamiento de la vivienda habitual se ampliará a los menores de 40 años cuando presenten obligaciones familiares o se encuentren en situación de desempleo.

Deducciones por los intereses de la hipoteca

Los madrileños hasta los 30 años se podrán deducir de la cuota íntegra del IRPF el 25% de los intereses de la hipoteca para adquirir su vivienda habitual, hasta un máximo de 1.000 euros anuales.

Deducciones por los préstamos para estudiar

Para los estudiantes, Ayuso prometió deducir de la cuota íntegra del IRPF el 100% de los gastos por intereses de los préstamos para costear sus estudios en grado universitario, máster y doctorado.

Ampliación de la deducción por nacimiento o adopción de hijos

En cuanto a las familias, la presidenta en funciones permitirá que éstas se puedan deducir en el IRPF de hasta 700 euros por hijo en los tres primeros años (2.100 euros en total).

Deducción por cuidado de mayores

Otra de las propuestas de los 'populares' es establecer una deducción en el IRPF de 500 euros para cuidado de mayores en el ámbito familiar, para aquellos ascendientes mayores de 65 años que convivan con el contribuyente.

Deducciones para favorecer la conciliación

Además, Ayuso quiere reforzar las deducciones destinadas a favorecer la conciliación y apoyar a las familias, ampliando tanto la cuantía de la deducción por cuidados en el hogar como los supuestos para aplicarse la deducción. 

Así, las familias madrileñas podrán deducirse el 25% de las cotizaciones a la Seguridad Social por la contratación de cuidadores de hijos menores de 3 años y, como novedad, también para el cuidado de personas mayores en situación de dependencia y personas con algún tipo de discapacidad reconocida, con un límite de 450 euros anuales. En el caso de familias numerosas, la deducción se ampliará al 40% con el límite de 600 euros.

Deducción por enseñanza de idiomas

En concreto, la 'popular' quiere ampliar al 15% la actual deducción en el IRPF por enseñanza de idiomas, para reforzar este aprendizaje, "imprescindible para el desarrollo de nuestros niños y para el acceso de nuestros jóvenes al mercado laboral", sostuvo.

Deducción por cambio de vivienda

En el caso de las familias que se vean incrementadas por nacimiento o adopción y, como consecuencia de ello, decidan comprar una nueva vivienda para convertirla en su residencia habitual, según el programa de Ayuso, podrán deducir el 10% del precio de adquisición, prorrateado en 10 años, de la cuota íntegra del IRPF, con un límite anual de 700 euros.

Para poder disfrutar de esta deducción el cambio de vivienda deberá producirse en los tres primeros años tras el nacimiento o adopción.

Familias numerosas de categoría especial 

Los titulares de éstas no pagarán la cuota autonómica del IRPF durante tres años y las familias numerosas de categoría general pagarán solo la mitad. "Con el objeto fomentar la natalidad y apoyar a las familias numerosas se establecerá durante tres años, a contar desde que adquieran tal condición, una deducción a sus titulares del 50% de la cuota íntegra autonómica del IRPF, con el límite de 6.000 euros si la declaración se realiza de forma individual y de 12.000 euros cuando ésta sea conjunta", aseguran desde el PP.

En el caso de familias numerosas de categoría especial, la deducción alcanzará el 100% de dicha cuota autonómica con el límite de 12.000 euros si la declaración se realiza de forma individual y de 24.000 euros si se trata de una declaración conjunta.

Deducciones por alquiler y por generar empleo

El Gobierno regional de Ayuso tiene pendiente también aprobar una deducción del 10% del importe de determinados gastos asociados al alquiler -gastos de conservación y mejora, seguro de hogar y riesgo de impagos, certificado de eficiencia energética…-, con un máximo de 150 euros. Esta medida busca que aumente el número de viviendas en alquiler.

Para las empresas, la presidenta en funciones ha prometido subir del 30% al 40% el porcentaje de deducción en el IRPF de la inversión realizada en adquisición de acciones y participaciones de entidades de nueva creación que creen empleo indefinido, elevando el importe máximo de 6.000 a 9.000 euros.

Sucesiones y donaciones

Durante la campaña electoral, Ayuso anunció que tiene previsto ampliar en 10 puntos porcentuales la bonificación fiscal que disfrutan los madrileños en el impuesto sobre Sucesiones y Donaciones entre hermanos y entre tíos y sobrinos, una medida que beneficiará a 11.000 contribuyentes cada año, y que se ahorrarán 30 millones de euros.

Ayudas directas a empresas y autónomos

La líder regional ya manifestó que destinaría 220 millones de euros en ayudas directas a empresas y autónomos que perdieron un 30% de la facturación a causa de la pandemia, como peluquerías, academias, talleres, ferreterías, librerías o tiendas de 'souvenirs'.

Ley de mercado abierto

Con esta ley, el Gobierno regional va a permitir que cualquier empresario en cualquier región del país pueda operar en Madrid sin necesidad de un permiso adicional, lo que generará 4.000 millones anuales y 50.000 puestos de trabajo.

Digitalización y transformación

A su vez, Ayuso aprobó 1.000 millones de inversión en proyectos como el puesto de trabajo digital, Oficina 360 o la Factoría Digital. Además, existe un plan de digitalización de las pymes que concentrará más de 166 millones de euros de inversión. 

A esto, hay que sumar la transformación que representará Madrid Nuevo Norte y otros 200 proyectos más que "hemos presentado al Gobierno para optar a 22.000 millones de los fondos Next Generation", indicó la mandataria en funciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento