Cuando los latidos del corazón se alteran: síntomas de una arritmia cardíaca, causas y tratamiento

Un hombre sufre un infarto
Un hombre sufre una taquicardia.
FLICKR - Archivo

Palpitaciones, mareos, dificultad para respirar o dolor torácico son algunos de los signos de alarma de las arritmias, que suceden cuando "los impulsos eléctricos que coordinan los latidos cardíacos no funcionan adecuadamente", explican los especialistas de la Clínica Mayo.

De esta manera, la arritmia es una alteración del ritmo cardíaco, dando lugar a una frecuencia demasiado rápida o lenta de los latidos del corazón. Pero, ¿cómo late el corazón? Como explican en la Fundación Española del Corazón, los latidos derivan de "unos impulsos eléctricos que hacen que las aurículas y los ventrículos se contraigan de forma adecuada, sincrónica y rítmica". Esta frecuencia tiene que oscilar entre los 60 y 100 latidos por minuto.

¿Cuáles son los primeros síntomas?

Las arritmias pueden manifestarse clínicamente con diversos síntomas o pueden pasar inadvertidas y detectarse en una prueba diagnóstica. Dos de los signos más evidentes son las palpitaciones y los síncopes. Así, las primeras pueden producir una sensación "subjetivamente anormal de los latidos" que se perciben irregulares, adelantados o taquicárdicos, destacan en la Clínica Universidad de Navarra (CUN)

Por su parte, los síncopes son "perdidas de conocimiento debidas a la disminución del flujo cerebral", que normalmente suceden debido a otras afecciones. En este sentido, los signos más relevantes pueden ser:

  • Aleteo en el pecho.
  • Latidos cardíacos acelerados: taquicardia.
  • Latidos cardíacos lentos: bradicardia.
  • Dolor en el pecho.
  • Falta de aliento.
  • Mareos.
  • Sudoración.
  • Ansiedad.
  • Fatiga. 
  • Pérdida del conocimiento.

¿Por qué suceden las arritmias? ¿Cuáles son las causas?

Este problema que afecta al ritmo cardíaco ocurre por un fallo en la generación del impulso eléctrico que coordinan los latidos. Así, según la Fundación Española del Corazón, pueden aparecer por estos motivos:

  • El impulso eléctrico no se genera de forma correcta. 
  • El impulso eléctrico se origina en un sitio que no es el adecuado. 
  • Los caminos para la conducción eléctrica están alterados.​

Por su origen, las arritmias pueden ser supraventriculares o ventriculares, y se clasifican en bradiarritmias (lentas) y taquiarritmias (rápidas). Por otro lado, este problema puede convertirse en crónico o pueden ser paroxísticas, esto es, que se presentan en ocasiones puntuales.

¿Cuál es el tratamiento?

El pronóstico del paciente dependerá del tipo de arritmia y de su estado de salud. A nivel general, las arritmias de frecuencia lenta (bradiarritmias) tienen un pronóstico favorable al ser tratadas. Entre las taquiarritmias (rápidas), las supraventriculares son las que tienen mejor pronóstico. No obstante, algunas como la fibrilación auricular presentan riesgo de producir accidente cerebrovascular.

Respecto al tratamiento de las bradiarritmias, puede que sea necesario la colocación de un marcapasos que "registra la actividad eléctrica del corazón y lo estimulan cuando es necesario". En cuanto a las taquicardias aceleradas, la Fundación Española del Corazón destaca que es muy importante tratar "los factores que predisponen a ellas" como puede ser la "isquemia cardíaca, la inadecuada oxigenación en sangre o la insuficiencia cardíaca". 

Tras el tratamiento de estos problemas, el manejo de las taquiarritmias suele ser mediante medicamentos con el objetivo de reducir la frecuencia y "prevenir nuevos episodios".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento