Una modelo confiesa que temía por su vida en su relación con Marilyn Manson, que la forzó a hacer un "pacto de sangre"

El cantante Marilyn Manson y la modelo Ashley Morgan Smithline.
El cantante Marilyn Manson y la modelo Ashley Morgan Smithline.
GTRES / PEOPLE

La modelo Ashley Morgan Smithline ha contado a la revista People algunos de los supuestos episodios de violencia y abusos sexuales que sufrió por parte del cantante Marilyn Manson en los dos años que duró su relación. La entrevistada es una de las 15 mujeres que han hablado sobre sus experiencias con el músico, al que comenzó señalando la actriz Evan Rachel Wood el pasado mes de febrero. 

Ashley Morgan Smithine asegura al citado medio que temió por su vida en el tiempo que duró su romance con Marilyn Manson, al que conoció en 2010, y cuyo nombre real es Brian Warner. "Sobreviví a un monstruo", dice, pues, según ella, el cantante llegó a propinarle golpes y a morderla durante sus relaciones sexuales. También le habría cortado con un cuchillo con forma de esvástica a modo de "broma" por ser esta de ascendencia judía.

En este sentido, la mujer, de 36 años, afirma que fue obligada a hacer "un pacto de sangre" y que, si no obedecía a su expareja, este la encerraba en lo que él llamaba "la habitación de las chicas malas", una sala de cristal insonorizada. 

Por otro lado, la entrevistada cuenta que, tras conocer al cantante y notar cierta "conexión" entre ambos, este comenzó a mandarle decenas de mensajes al día, tachando así su comportamiento de "invasivo". Por aquel entonces, la modelo aceptaba las peticiones de Manson. "En ese momento estaba lo suficientemente coaccionada como para sentir que yo no le gustaría", reconoce al respecto.

En su conversación con la revista estadounidense, la mujer también relata cómo fue "la primera vez" que el cantante la agredió sexualmente. "Me desperté gritando", cuenta al recordar una mañana en la que el artista le ató los brazos para inmovilizarla: "No dejaba de decirme: 'No puedes violar a alguien de quien estás enamorado".

El cantante niega rotundamente haber ejercido violencia sobre sus exparejas y asegura que el sexo con estas fue en todo momento consentido. Además, su abogado, Howard E. King, destaca que en el testimonio de Ashley Morgan Smithline, quien rompio su silencio por primera vez a través de Instagram, "hay tantas falsedades" que no sabrían "por dónde empezar a responderlas".

Esmé Bianco, actriz de Juego de Tronos, fue una de las últimas mujeres que acusaron al artista de abusos y agresiones sexuales. Al hilo de sus primeras declaraciones en el pasado mes de febrero, el representante de la intérprete aseguró que Manson la agredió con "azotes, mordiscos, cortes y latigazos en las nalgas, los pechos y los genitales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento