Bustamante: el renacer de un artista cosido por la polémica

  • El cantante abre las puertas de su intimidad con la excusa de celebrar sus 20 años (exitosos) en la industria musical.
La bailarina Yana Olina y el cantante David Bustamante.
La bailarina Yana Olina y el cantante David Bustamante.
GTRES
La bailarina Yana Olina y el cantante David Bustamante, en la portada de '¡Hola!'.
Europa Press

David Bustamante se ha convertido en uno de los personajes icónicos de la biblia del corazón, la revista ¡Hola!

Desde esta semana abre las puertas de su intimidad viajando por los momentos más importantes de su vida y con la excusa de celebrar sus 20 años (exitosos) en la industria musical. Posa, con la ilusión de un recién llegado, en la nueva casa que comparte con su prometida, la bailarina Yana Olina, y desmenuza los escándalos y polémicas que lo han acompañado en los últimos tiempos.

No le importa, ni siquiera, que cierto sector de los medios resalte que su cambio de actitud frente a la prensa de sociedad, a la que hasta hace poco detestaba, responde a la necesidad imperiosa de recuperar la imagen de cercanía que explotó cuando participó en la primera edición de Operación Triunfo.

Nada es igual. Ni siquiera él afronta la vida con los mismos ideales de aquel joven albañil que quería ser cantante, pero que vivía atrapado en la rutina de un sueño sin cumplir. Su carisma, la naturalidad al abordar los sentimientos y la capacidad de adaptarse a cualquier estilo sobre el escenario le hicieron despuntar entre tantos talentos por descubrir.

Su paso por el concurso de TVE fue un trampolín del que supo saltar. Se rodeó de los mejores y se dejó aconsejar, aunque con más fortuna y acierto en lo profesional que en lo personal.

Su relación con Begoña Alonso fue como una caída por un terraplén del que tardó en recuperarse. Las acusaciones de la oxigenada, con demasiadas ansias por ocupar minutos de televisión, perjudicaron una imagen que, de tan blanca, parecía irreal. Fue la responsable de la caricaturización de un artista que, en contra de lo pensado, salió a flote con una estrategia de comunicación que abrazó el silencio y la justicia como únicos cómplices.

A pesar de que se asomó al abismo, Bustamante consiguió vencer a todos los monstruos que lo arrastraban a submundos llenos de barro y pesadillas. Aquella época supuso el principio del fin de las buenas relaciones con la prensa de sociedad. Se sintió tan maltratado que dibujó líneas rojas que se juró no cruzar nunca más.

Su matrimonio con la actriz le sirvió para centrarse y cumplir el sueño de ser padre

Fue poco después cuando conoció a Paula Echevarría. Su noviazgo pronto dio paso al compromiso y a una boda celebrada con luz y taquígrafos en el Santuario de la Virgen de Covadonga, a la que se trasladaron algunos rostros conocidos como el coreógrafo Poty Castillo, al que años más tarde Bustamante dejaría de hablar por cuestiones sin resolver.

Su matrimonio con la actriz le sirvió para centrarse y cumplir el sueño de ser padre. Daniella es motor, salvavidas y compañía. Le gusta compartir momentos de ocio junto a su hija, a la que ya aconseja en terrenos pantanosos y por la que mantiene una entente cordiale con la madre, de la que se separó después de demasiadas tensiones y diferencias.

Aunque David intentó reconquistar a Paula, ella ya se había fijado en Miguel Torres y cualquier intento resultó un fracaso. Por aquel entonces, el cantante se refugió en su familia. Sus padres y hermanos cerraron filas en torno a él e hicieron de dique de contención ante el que, sin duda, fue el peor momento de su vida. Todo se resintió, su físico, su sensibilidad e incluso su trabajo.

Como el ave fénix que ha demostrado ser, su nuevo trabajo musical y su participación en un buen número de programas de televisión le han devuelto a la posición cómoda en la que se encontraba hace años. Cualquier tiempo pasado no fue mejor.

La felicidad que se refleja en sus ojos solo se vio quebrada la noche en la que se enteró de la muerte Álex Casademunt, con el que, si bien había tenido un desencuentro por la reedición de la canción Dos hombres y un destino, seguía teniendo planes laborales de futuro.

Tras la trágica muerte del joven artista, Bustamante permanece en contacto fluido con su familia y se interesa por el lanzamiento de los temas inéditos con los que los Casademunt quieren rendirle homenaje.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento