La Audiencia de Barcelona desestima el recurso de Torra, que será juzgado por la segunda pancarta en el balcón de la Generalitat

  • Deja a Torra a las puertas de un nuevo juicio que aún no tiene fecha fijada.
El expresident de la Generalitat, Quim Torra, en la entrega de la pancarta de los políticos presos por la que fue inhabilitado.
El expresident de la Generalitat, Quim Torra, en la entrega de la pancarta de los políticos presos por la que fue inhabilitado.
TWITTER

La Audiencia de Barcelona ha desestimado el recurso del expresident de la Generalitat Quim Torra y ha confirmado que será juzgado por desobediencia por no haber descolgado la pancarta a favor de los políticos presos y exiliados del balcón de la Generalitat cuando el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC) le ordenó en septiembre de 2019. 

Al desestimar este recurso, la Audiencia deja a Torra a las puertas de un nuevo juicio que aún no tiene fecha fijada. No hay ningún trámite ni recurso posible previo a la apertura del juicio oral, y ahora solo hace falta que las partes presenten sus escritos de acusación o defensa.

Impulso Ciudadano pidió al TSJC que obligase a Torra a retirar la pancarta. La sala contenciosa-administrativa admitió la petición de medidas cautelares y el 19 de septiembre pidió la retirada. El 23 de septiembre el TSJC dio 48 horas al expresident para cumplir la orden. Torra no descolgó la pancarta alegando que la decisión no era firme y se podía recurrir. Según el expresident, la pancarta era un ejercicio de los derechos de libertad de expresión, participación política y ejercicio de cargo representativo.

El tribunal recuerda que las medidas cautelares en el ámbito contencioso-administrativo se han de ejecutar inmediatamente aunque se puedan recurrir posteriormente, y el mismo TSJC le había advertido el 26 de septiembre a Torra. La pancarta finalmente se retiró el 27 de septiembre después de que el alto tribunal catalán lo hubiese encomendado a los Mossos d’Esquadra.

En un comunicado, la oficina del president Torra ha afirmado que “con esta nueva decisión, la justicia española demuestra una vez más su determinación represiva en defensa de un interés político concreto a favor de la unidad indivisible del Estado. En España no hay justicia para los independentistas catalanes, tan solo sed de venganza contra el estallido democrático que llegó a su punto álgido en octubre de 2017. Desde entonces, el estado de las autonomías tan solo ha administrado represión y persecución política contra un proyecto político legítimo y democrático. El president Torra no confía ni reconoce la capacidad de administrar justicia por parte de los órganos judiciales españoles en Cataluña”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento