160 niños, a la espera de una familia de acogida

  • En la actualidad sólo hay 32 familias para atender a los pequeños.
  • Las asociaciones reclaman que se animen a colaborar.
  • CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA
Toñi y su marido tienen 4 niños con ellos
Toñi y su marido tienen 4 niños con ellos
ARCHIVO

En Córdoba faltan familias para acoger a los niños que se quedan sin la custodia de sus padres. En la actualidad hay 207 niños tutelados por la Junta de los que 160 se encuentran repartidos por 17 centros públicos de la provincia. De los 47 niños que están acogidos en hogares particulares, el 60% está con alguno de sus familiares.

En la actualidad sólo hay 32 familias de acogida entre la capital y la provincia. Por eso, el Programa de Acogimiento Familiar de menores pretende darle una alternativa social a aquellos niños que, por distintas circunstancias, son separados de sus familias de origen para que puedan desarrollarse dentro de otro núcleo familiar normalizado.

Tanto la Asociación de Voluntarios de Acción Social como la Federación de Mujeres Progresistas de Andalucía explican que necesitan núcleos familiares que se hagan cargo de los niños en la modalidad simple, la permanente y sobre todo en la urgente, para evitar que los niños tengan que acudir a los centros de menores. «Éstos cuentan con profesionalidad pero las familias les proporcionan una atención más personalizada», explica la delegada de Igualdad y Bienestar Social, Silvia Cañero.

Los requisitos para acoger son fáciles:sólo que el núcleo tenga estabilidad y que sus miembros estén eparados.

23 años amparando a niños

23 años son los que lleva Toñi Luque acogiendo a niños de forma temporal en su casa y creen que es una experiencia muy positiva.

Ella y su marido, Luis Castelar, tienen ahora cuatro hijos de los que dos son de acogida permanente y las otras dos, después de ser acogidas durante un tiempo, han sido adoptadas. « Nosotros pensamos en el bien que les podemos hacer a los niños de crecer y vivir en una familia, donde los detalles más pequeños como tener un cuarto propio y unos padres, hacen que los pequeños sean felices», comenta Toñi.

El problema viene cuando los niños que han estado en una familia se marchan. «Siempre da pena pero hay que pensar en que la experiencia ha sido buena para el niño y pase lo que pase siempre estará en tu corazón», explica Toñi Luque.

Lo importante, según señalan estos padres tan peculiares, es que los niños tengan siempre cariño, incluso cuando llega un nuevo miembro a la familia. «En el caso de nuestros hijos se han volcado con la última niña», que lleva con ellos unos meses. «Nuestras niñas entienden que hay que dar cariño a la nueva hermana que llega y se vuelcan con ella», explica Luis Castelar.

Cuando se le pregunta a este matrimonio que porqué empezaron a acoger y lo que ha significado para ellos explican que cada uno de los chicos te va dando una cosa distintas y que el cariño recibido por ellos es la mejor recompensa.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento