Una fallida reforma fiscal del Gobierno de Colombia desata una violencia extrema en las calles: ya hay 19 muertos

  • Las protestas han provocado ya la muerte de 18 civiles y un policía, además de 800 heridos, según datos de la ONU.
Ni el anuncio del presidente de Colombia, Iván Duque, de la retirada del proyecto de ley de reforma tributaria presentado al Congreso ni la dimisión del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, han servido para calmar los ánimos en la ciudad de Cali, principal foco de las protestas por la reforma fiscal del Ejecutivo.
Ni el anuncio del presidente de Colombia, Iván Duque, de la retirada del proyecto de ley de reforma tributaria presentado al Congreso ni la dimisión del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, han servido para calmar los ánimos en la ciudad de Cali, principal foco de las protestas por la reforma fiscal del Ejecutivo.
Manifestantes se enfrentan con miembros del Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) durante las protestas en Cali.
EFE

Ni el anuncio del presidente de ColombiaIván Duque, de la retirada del proyecto de ley de reforma tributaria presentado al Congreso ni la dimisión del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, han servido para calmar los ánimos en la ciudad de Cali, principal foco de las protestas por la reforma fiscal del Ejecutivo. 

Ahora, tras una semana de altercados, la violencia aún no ha cesado y los manifestantes han centrado su ira en la violencia que ha ejercido contra ellos estos días la policía. Los enfrentamientos han dejado por el momento un balance de 19 muertos -18 civiles y un policía- y 800 heridos, según la oficina de la ONU en el país, y están provocando desabastecimiento de alimentos y combustibles en algunas zonas.

"Ya se ha derramado demasiada sangre aquí en Cali, en el país, necesitamos que se vaya (el presidente Iván Duque)", dice a Efe Maritza, nombre de ficticio de una mujer que prefiere no revelar su verdadero nombre por temor. 

"Para afuera todos esos corruptos que tienen este país vuelto nada. Lo que queremos es un país democrático, que valore nuestros derechos, que nos respeten a nuestros muchachos", reclama Maritza, quien protesta en las calles desde el miércoles pasado.

"¡Nos están matando! Nos están tirando a los cañaduzales, queremos justicia para nuestro país", asegura la mujer, que achaca los crímenes a la brutalidad policial. 

Comercios destruidos, desabastecimientos, barricadas...

Las manifestaciones también han dejado decenas de comercios destruidos y tienen paralizada la vida en Cali, principal ciudad del suroeste de Colombia.

Las imágenes de largas filas para abastecer combustible y los estantes de alimentos vacíos en algunas plazas de mercado y tiendas tienen en vilo a las autoridades, que buscan una solución a un problema que aún no es crítico pero que crece velozmente.

"Continuamos (trabajando) con la fuerza pública, con las autoridades locales, para poder garantizar el suministro en el departamento del Valle del Cauca, particularmente en Cali", expresó el ministro de Minas y Energía, Diego Mesa.

Un manifestante durante las protesta de Cali.
Un manifestante durante las protesta de Cali.
GUZMÁN / EFE

Agregó que si persisten los bloqueos de carreteras va a haber "algunas situaciones de desabastecimiento en Cali", por lo que está trabajando en conjunto con otras autoridades para garantizar el suministro de combustibles.

Igualmente, dicen las autoridades, se necesita oxígeno en algunos hospitales, además de alimentos para gallinas y cerdos, entre otros animales de granja, que pueden morir en fincas del Valle del Cauca a donde no están llegando los transportistas por los bloqueos.

"Vamos a empezar a despejar todas las vías. La primera tarea que tienen nuestro comandantes (de la Policía y el Ejército) es despejar todas las entradas a la ciudad", ha explicado la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán. 

Los manifestantes han montado barricadas en algunas zonas periféricas por las que suelen moverse las personas que entran y salen de Cali todos los días.

Con toda suerte de objetos como conos, señales de tránsito, piezas de concreto y neumáticos quemados, el paso de vehículos es bloqueado, lo que afectado incluso la operación del aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón, que está ubicado en la vecina localidad de Palmira. 

Subida del IVA al 19%

Las manifestaciones comenzaron en noviembre de 2019 en protesta por la reforma fiscal anunciada por el presidente Iván Duque y resurgieron la semana pasada, tras un año de pandemia que ha empobrecido a miles de familias colombianas.

Los colombianos que han salido a la calle han protestado contra una reforma fiscal que, de haber salido adelante, hubiera golpeado especialmente a la clase media y a la baja, por la ampliación de la base tributaria y el cobro del IVA del 19%.

La mayoría de las muertes se han producido en la ciudad de Cali, pero según la oficina de Naciones Unidas también ha habido fallecidos en otras zonas del país como Ibagué, Tolima, Pereira, Risaralda, Soacha o Cundinamarca.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento