Kiko Rivera y Anabel Pantoja, distanciados

  • El hijo de la tonadillera ya empieza a estar cansado de la tibieza de algunos de los miembros del clan.
Kiko Rivera y Anabel Pantoja.
Kiko Rivera y Anabel Pantoja.
MEDIASET

Kiko Rivera lleva meses intentando convencerse de que lo suyo con su madre es una fábula escrita y contada muy a su pesar. Busca refugio en los recuerdos de un pasado no tan lejano para relativizar lo que él considera un engaño imperdonable en el plano económico y sentimental.

A pesar de que, tras la tormenta desatada por aquella polémica entrevista que fue el inicio de una cascada de informaciones sobre las dobleces de Isabel Pantoja, Kiko quiso buscar la forma en la que acercarse a su madre, 20minutos ha podido confirmar que en este momento descarta cualquier tipo de acercamiento y/o reconciliación. No quiere saber nada de su madre ni de los movimientos inexplicables que traza con sus abogados.

Además, Kiko ya empieza a estar cansado de la tibieza de algunos de los miembros del clan. En concreto, la relación con su prima Anabel no atraviesa el mejor momento, pues empiezan a apolillarse las diferencias, los pequeños enfados y las llamadas de atención. Asuntos que podrían haberse resuelto con una conversación certera, pero que, arrojados en un mar tan revuelto, despiertan recelos y pueden acabar enterrando relaciones que parecían muy sólidas. Eso sí, Kiko está demostrando que está dispuesto a todo para que los sentimientos no descarrilen y apoya a El Negro, el novio de su prima, durante su presencia en Supervivientes.

Mientras los embrollos familiares parecen no tener fin, Kiko sigue con sus proyectos profesionales y pronto anunciará un nuevo trabajo musical muy en el estilo de su último single, La tentación, que lleva camino de convertirse en la banda sonora del verano que ya casi despega.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento