Cannes 2009 recibe a unos viejos conocidos

Los directores de cine Andrea Arnold y Lou Ye.
Los directores de cine Andrea Arnold y Lou Ye.
REUTERS

Jornada de cine social y preocupado por las relaciones humanas. Las dos primeras cintas de sección oficial que se han proyectado en el certamen han arrojado resultados dispares: una ovación generosa para Fish Tank, de Andrea Arnold, y una aterradora indiferencia para Fever Spring, de Lou Ye.

Teniendo en cuenta el baremo de la crítica, empezamos por la mejor recibida. En Fish Tank encontramos un relato urbano sobre la dificultad de crecer en un suburbio londinense, en una familia desestructurada, donde la única esperanza de futuro es el día a día. Es en este contexto, la vida de Mia, en el que la protagonista sufre una revolución cuando su madre se echa novio.

Arnold construye el relato basado en la sólida interpretación de Katie Jarvis, en su primer papel en la gran pantalla. La joven asume la mayor parte del peso de la cinta para crear un personaje de vuelta de todo con tan sólo 15 años. La realizadora ha justificado la elección de una actriz novel para dar "autenticidad" al personaje. "Quería a una chica que no tuviera que actuar, que fuera ella misma durante el rodaje", ha explicado Arnold.

La inglesa, gran premio del jurado en 2006, es otra apuesta sobre seguro del festival, comprometida con el cine de autor, pero también agradecido a aquellos cineastas que han dejado buen sabor de boca en la Croisette.

La otra cara de la moneda

Un caso parecido al de la otra cara de la moneda del día, el chino Lou Ye. Aunque para entender el cine del oriental, toca que ponerse en antecedentes sobre su carrera y los continuos problemas que tiene con el gobierno de su país. En 2006, el gobierno chino prohibió rodar a Ye durante cinco años, después de que el cineasta se saltara a la torera los controles previos de la censura estatal y enviara Summer Palace al festival de Cannes. Este año, Ye ha repetido. Spring fever aborda la temática de las relaciones homosexuales, un tema demasiado delicado para las autoridades del país.

Pero los esfuerzos de Ye por estar en la alfombra roja no le han bastado para ganarse el favor de la crítica. ¿Los motivos? La cinta plantea una relación entre cuatro personajes (tres hombres y una mujer), donde las infidelidades son moneda de uso común. Los desengaños y la tragedia se suceden durante dos largas horas de metraje, sin que al espectador le importe lo más mínimo la situación emocional de los protagonistas.

Después de un primer día relajado en cuanto a los participantes de sección oficial, a medida que se acerca el fin de semana se intuye la presencia de los pesos pesados. Mañana viernes será el turno de Ang Lee, con un revival de Woodstock. El domingo debutan los españoles: le toca a Amenábar con Ágora.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento