La Junta explica que el mapa de inundabilidad del Guadalhorce permite planificar las soluciones

El director general de Planificación y Recursos Hídricos de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía, Fernando Delgado, ha explicado este lunes que el estudio de riesgos de inundabilidad en la zona del Guadalhorce, en Málaga capital, "permite planificar y poner en marcha medidas correctoras" por parte de las diferentes administraciones.
La Junta explica que el mapa de inundabilidad del Guadalhorce permite planificar las soluciones
La Junta explica que el mapa de inundabilidad del Guadalhorce permite planificar las soluciones
20M EP

En la reunión mantenida en la Delegación del Gobierno andaluz en Málaga con el responsable de la Gerencia Municipal de Urbanismo del Ayuntamiento de la capital, José Cardador, y el presidente de la Asociación de Polígonos y Parques Industriales y Comerciales de Málaga y Provincia (Apoma), Antonio López, también han estado el director general de Infraestructuras del Agua, Sergio Arjona, y el delegado territorial de Agricultura, Ganadería y Pesca, Fernando Fernández.

El director general de Planificación y Recursos Hídricos ha subrayado que la precisión de los estudios actuales aporta "datos nuevos y agilidad" a la hora de tomar las decisiones pertinentes. La actualización de los mapas de peligrosidad y riesgo de la zona, que se encuentran en información pública durante tres meses, viene obligada por la Directiva europea de inundaciones.

Desde el Gobierno andaluz han indicado en un comunicado que gracias a la identificación y publicación de las zonas inundables se ofrece seguridad jurídica a la sociedad, se agilizan los trámites urbanísticos, se posibilita la adopción de medidas de gestión del riesgo de inundaciones y también la obtención de fondos europeos para ejecutar los proyectos de defensa frente a las avenidas.

La inclusión de cualquier zona en el Plan de Gestión de Riesgo de Inundaciones (fase final del proceso) permite determinar aquellas medidas correctoras y de protección de infraestructuras y edificios con el fin de preservar la seguridad de las personas, sus enseres e inmuebles.

Precisamente el proyecto de defensa contra inundaciones del Guadalhorce, que ya estaba definido y se está terminando de licitar la Junta de Andalucía por casi nueve millones de euros, "pone solución a los problemas que se generan y protegerá de las inundaciones al menos al 70 por ciento de la superficie que ocupan los polígonos en esta zona", han destacado.

Los mapas de inundabilidad ofrecen una información técnica sobre la situación actual y no pueden tener en cuenta todavía las actuaciones previstas, pero una vez ejecutadas las mismas sí serán revisados, han precisado, apuntando que estos mapas de riesgo, además, otorgan seguridad jurídica a futuros proyectos en la zona, ya que cualquier promotor podrá conocer con antelación el grado de inundabilidad en que se encuentra cada parcela.

Al mismo tiempo, han puesto de manifiesto que sirven para agilizar los trámites urbanísticos, ya que para las zonas inundables no incluidas en estos mapas aquel promotor que quiera llevar a cabo una actuación precisará de un estudio específico y, en su caso, es posible que deba hacer frente a las medidas de autoprotección necesarias al no estar planificadas.

El Gobierno andaluz ya invirtió 4,5 millones de euros ante las consecuencias de episodios de grandes inundaciones en la cuenca del Guadalhorce durante los últimos dos años. La realización de dichos mapas también supone un elemento "clave" a la hora de obtener financiación europea para la ejecución de proyectos de defensa de inundaciones, por ejemplo, con los nuevos fondos europeos Next Generation.

DEFENSA DEL GUADALHORCE

Un total de 23 empresas se ha presentado para hacerse cargo de la ejecución del proyecto de defensa contra inundaciones del río Guadalhorce en la capital malagueña, una actuación con una inversión de 8,9 millones de euros que financiará al 100 por cien la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible y que supondrá la generación de más de 130 empleos directos.

Esta actuación dotará de capacidad de desagüe al tramo actualmente encauzado del río Guadalhorce para la avenida de 500 años de periodo de retorno hasta que el Gobierno central construya el nuevo puente de la carretera MA-21 sobre el río. Además, permitirá que se reduzca en más de la mitad la superficie de inundabilidad actual para 500 años de periodo de retorno, pasando de las 1.011 hectáreas inundables actuales a las 427 hectáreas una vez ejecutada la misma.

Tras la reprogramación de fondos que ha tenido que llevar a cabo el Gobierno andaluz debido a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible "ha priorizado" esta actuación, dada la trascendencia que tiene este proyecto para la ciudad de Málaga, puesto que resolverá los problemas de inundabilidad en la desembocadura del Guadalhorce que se evidencian en los mapas de riesgo de inundación recientemente actualizados.

Precisamente, debido a esta situación de riesgo, la Asociación de Polígonos de Málaga ha elaborado el proyecto, que ha sido adaptado a los estándares de la Administración autonómica por parte de la Dirección General de Infraestructuras del Agua de la Consejería para licitar su construcción.

Por último, ante las dudas planteadas, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha explicado de forma tajante que, tal y como establecen el Real Decreto Legislativo 1/2001 de 20 de julio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas, y el Real Decreto 849/1986 de 11 de abril, por el que se aprueba el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, las zonas inundables para el periodo de retorno de diez años reflejadas en los mapas no obtienen la consideración de dominio público hidráulico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento