Urbanismo se abre a quitar el carril bus y la parada de taxis en el diseño final de la plaza del Ayuntamiento

Plaza del Ayuntamiento de València
El carril bus atraviesa actualmente de norte a sur la plaza por un lateral.
Ayto. VLC

El futuro diseño de la plaza del Ayuntamiento podrá prescindir del carril bus por el que actualmente circula la línea C-1 de la EMT y de la parada de taxis, de modo que la peatonalización de este emblemático espacio del centro de València sea completa. 

Esta es una de las propuestas que la Concejalía de Desarrollo Urbano trasladará a los equipos de arquitectura que opten al concurso de ideas para la reurbanización final de la plaza, según ha avanzado este lunes la vicealcaldesa y titular de esta área, Sandra Gómez

La iniciativa de Urbanismo, planteada como "criterio abierto", prevé convertir la plaza en un espacio "cien por cien peatonal" sin ningún tipo de circulación motorizada, atendiendo a lo expresado en el proceso participativo realizado hace más de un año para recoger propuestas sobre esta intervención.

Esto supondría eliminar la circulación de autobuses y sus paradas y la presencia de otros vehículos. Se plantea "reestudiar" y "reordenar" la movilidad actual en el entorno de la plaza, "dar prioridad a la movilidad peatonal" y la "opción de redefinir los itinerarios de transporte público que discurren" por este enclave, ha detallado Gómez. 

Precisamente, este martes 4 de mayo se cumple un año del cierre al tráfico que propició la peatonalización 'blanda' con una actuación provisional. En paralelo, se avanzó con un proceso participativo que definió condicionantes como la permanencia de la fuente, de los puestos de flores y del espacio para la mascletà y la falla, así como la naturalización con árboles que den sombra, la mejora paisajística (con la eliminación de carteles publicitarios) y el realce de los edificios con valor arquitectónico y patrimonial. 

Dentro de un mes se licitará el concurso de ideas, que se realizará en dos fases (con exposición pública para hacer aportaciones) y al que podrán optar equipos mutidisciplinares. Los finalistas (entre tres y cinco) recibirán 9.680 euros cada uno, y de ellos se elegirá el ganador por parte del jurado. La redacción del proyecto durará seis meses.

La obra definitiva supondrá una inversión aproximada de 8,64 millones de euros sobre más de 12.000 metros cuadrados de superficie. El plazo estimado es de dos años (24 meses), aunque se prevé que sea inferior en función de las mejoras que las empresas planteen en la fase de licitación pública.

En cuanto a los plazos, la vicealcaldesa afirma que la reurbanización definitiva es un proyecto "a largo plazo". Los cálculos de su departamento pasan por redactar el proyecto entre 2021 y 2022, de modo que esté "todo listo" para poder sacar a concurso la obra entre 2022 y 2023.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento