ERC descarta ahora gobernar en solitario y ve un acuerdo en "horas o días", pero JxCat lo aleja

El Parlament rechaza investir a Aragonès en primera vuelta
La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, junto al candidato a la Presidencia de la Generalitat, Pere Aragonès.
DAVID ZORRAKINO - EUROPA PRESS

Paso atrás de ERC. Si inicialmente el partido dio un ultimátum a JxCat y avisó de que si antes del 1 de mayo no había acuerdo exploraría vías alternativas, como gobernar en solitario, este lunes ha aparcado esta posibilidad y ha ampliado el margen de tiempo. Ha sido después de las negociaciones del fin de semana, en las que, según la secretaria general adjunta y portavoz de los republicanos, Marta Vilalta, hubo un "`punto de inflexión" que señala que el pacto está "cerca". Desde Junts, sin embargo, han negado que haya cambiado nada, y no han descartado agotar el plazo del 26 de mayo para cerrar un trato con Esquerra.

Vilalta ha explicado que tras la reunión que celebraron los equipos negociadores el sábado en la cárcel de Lledoners -donde están presos el presidente de ERC, Oriol Junqueras, y el secretario general de JxCat, Jordi Sànchez- ve posible un principio de acuerdo "en los próximos días" o incluso "horas". Ha destacado la "buena predisposición y voluntad" de Junts, que en su opinión, solo necesita "cierto margen más" de tiempo.

La portavoz de ERC ha evitado, sin embargo, concretar el por qué de este supuesto punto de inflexión, en aras de la "discreción" negociadora. Solo ha afirmado que el debate sobre la creación de un 'estado mayor' del 'procés' y su eventual encaje con el Consejo por la República "no es un escollo".

Además, ha advertido de que "sería absolutamente irresponsable llevar la negociación hasta el límite de tiempo", el 26 de mayo, fecha máxima para investir a un nuevo 'president' y evitar una repetición electoral. "Cataluña no puede esperar más tiempo a tener un Govern con el que dejar atrás un gobierno en funciones limitado", ha dicho.

Muy distinto ha sido el discurso de la vicepresidenta y portavoz de JxCat, Elsa Artadi, que ha apuntado que "no ha habido ni un antes ni un después del 1 de mayo" y ha recordado que hay tiempo para negociar hasta el día 26 de este mes. Ha afirmado también que no ha percibido ningún "punto de inflexión" y que asegurar que sí lo ha habido es "una manera de justificar un ultimátum" que ERC solo ha trasladado "a la prensa". Y es que, según ha dicho, los republicanos "nunca" les habían comunicado en sus reuniones en privado que hubiera una fecha límite ni ninguna alternativa que pasara por gobernar en solitario.

Artadi ha señalado que el hipotético acuerdo puede llegar en "tres o en 23 días", ya que ni tan solo "la carpeta sobre la estrategia independentista está cerrada". En este sentido, ha indicado que la dirección ejecutiva de JxCat formulará una propuesta antes del 26 de mayo, que puede pasar por un pacto o cualquier otra solución, y la someterá a la "validación de las bases del partido".

Por su parte, el líder del PSC en el Parlament, Salvador Illa, ha considerado "una tomadura de pelo" que ERC y JxCat mantengan que quieren formar gobernar juntos y que, en paralelo, exhiban sus discrepancias a través de los medios de comunicación: "Se les tendría que caer la cara de vergüenza", ha exclamado.

"Esta mañana hemos asistido otra vez a un tira y afloja: unos salían a decir que se había dado un paso adelante y a los pocos minutos salían los otros a decir que se habían dado dos pasos hacia atrás. Ya sabíamos que habían perdido el sentido de país, pero hemos constatado que empiezan a perder el sentido del ridículo, que es lo único que no se puede perder en política", ha expuesto.

La portavoz del PSC en el Parlament, Alícia Romero, ha alertado a Esquerra de que un Govern con JxCat "ni ha funcionado ni funcionará", porque las divergencias entre ellos son "evidentes": "No sé cuántos días tardarán en darse cuenta", ha subrayado. 

El portavoz de Catalunya en Comú, Joan Mena, ha reclamado a Aragonès que cumpla con su palabra y les llame para explorar la alternativa a la que se comprometió si todavía no había acuerdo con Junts, que a su juicio debería ser un Govern de izquierdas "fuerte y estable".

Desde el PPC, su presidente, Alejandro Fernández, ha urgido a ERC y JxCat a que formen Govern lo antes posible, para dar "estabilidad" a Cataluña, y ha acusado a ambas formaciones de priorizar sus intereses de partido antes que el "interés general".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento