Así se busca por tierra, mar y aire al padre desaparecido con sus dos hijas en Tenerife

La Guardia Civil rastrea por mar en busca de las niñas desaparecidas en Tenerife junto a su padre.
La Guardia Civil rastrea por mar en busca de las niñas desaparecidas en Tenerife junto a su padre.
AGENCIA ATLAS

La Guardia Civil ha centrado este domingo la búsqueda por mar de Anna y Olivia, las niñas de 1 y 6 años que el pasado martes desaparecieron en Tenerife junto a su padre, Tomás Gimeno, de 37 años.

En el quinto día de búsqueda y con todas las hipótesis abiertas, los investigadores no han dejado de intensificar sus rastreos por tierra, mar y aire para hallar cualquier pista que permita dar con el paradero de los tres desaparecidos.

En las labores de búsqueda por mar participan una patrullera de la Guardia Civil, así como agentes del grupo de actividades subacuáticas (GEAS), y una embarcación de Salvamento Marítimo, con el apoyo desde el aire de un helicóptero del 112. En tierra, prosiguen los trabajos de la unidad de policía judicial de la Guardia Civil con el apoyo, desde el sábado, de la unidad central operativa, especializada en los casos más difíciles.

Para lograr reconstruir lo sucedido en las horas previas a la desaparición están siendo claves los interrogatorios a familiares y allegados.

La Guardia Civil ha centrado este domingo la búsqueda por mar de Anna y Olivia, las niñas de 1 y 6 años que el pasado martes desaparecieron en Tenerife junto a su padre, Tomás Gimeno, de 37 años.

Enrique, capitán del puerto y uno de los últimos que vio a Gimeno, ha recordado que en la tarde del 26 de abril, día de la desaparición, estaba haciendo comprobaciones y cargando bultos en su barco. "El pasado martes, sobre las 17.50 h, Tomás viene al puerto y arranca su embarcación para comprobar que funciona correctamente", ha recordado este testigo en declaraciones a la Agencia Atlas.

Según la investigación, a esa hora las niñas ya estaban con el padre. Las recogió poco antes de las 5, y los investigadores del caso quieren saber dónde estaban ellas para poder reconstruir los hechos e ir desgranando si el padre tenía un plan.

Hasta ahora, la investigación pudo localizar restos de sangre en la embarcación del padre, encontrada a la deriva y sin ocupantes a bordo, frente al Puertito de Güímar. Sin embargo, no había rastro ni de la maleta ni del ancla.

Otra de las pistas es la silla de bebé que estaba flotando en el agua en la zona donde se halló la embarcación y que se ha comprobado que era de una de las niñas desaparecidas.

La noche en que el padre y sus hijas desaparecieron había buenas condiciones para navegar, con visibilidad y mar en calma. Por este motivo, otra de las hipótesis que se barajan es que el padre tuviera un plan y que alguien le ayudara a alcanzar la costa africana, de ahí que este domingo los investigadores se encuentran analizando la zona sur de la isla en busca de nuevos indicios.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento